Acoso y derribo

Puede que Anna Maruny Castillón, la actriz protagonista del vídeo “Help Catalonia” sea independentista. Puede que no lo sea. Lo cierto es que no me importa cuál es su posición política en torno a este asunto que nos esta ocupando tanto tiempo, y lo que te rondaré, morena.

Lo que sí me parece preocupante es que alguien realice un trabajo  y tenga que justificarse ante el resto del mundo si quiere evitar insultos y agresiones. Que no lo va a conseguir por mucho que se justifique, porque insensatos hay en todas partes, pero no es de recibo que tenga que hacerlo. Tenemos esa manía de juzgar el trabajo ajeno y de valorar sin pruebas.

El caso es que Anna Maruny aceptó ser la imagen y la voz de ese vídeo viral en el que explica, desde la perspectiva de Òmnium Cultural, lo que sucede en Cataluña. Anna es actriz y en calidad de tal protagonizó la campaña.

Los días posteriores a su publicación no han sido fáciles para Anna. Insultos y amenazas, sobre todo a través de las redes sociales, que han puesto a la actriz en el disparadero. Asegura Anna que para ella fue un trabajo como otro cualquiera pero no lo han entendido así quienes la han atacado por hacerlo.

La Asociación de Actores y Directores Profesionales de Cataluña (AADPC) ha anunciado hoy que tomará medidas legales por el “asedio” recibido por su  asociada. La entidad afirma que “siempre defenderá el honor y la profesionalidad de sus asociados” y agrega que: “rechazamos cualquier agresión y asedio que puedan recibir nuestros profesionales, y más todavía si este es derivado de su trabajo”.

Lo cierto es que no solo ella ha sufrido estas amenazas. También personajes públicos que se han significado en contra del independentismo han sido acosados y víctimas de escraches en plena calle por la otra parte.

Es triste hablar de unos y de otros. ¿Quienes son los buenos y quienes los malos? Porque desgraciadamente nos estamos moviendo ya en esos términos, buenos y malos, con el peligro que eso entraña.

Yo este asunto lo tengo bastante claro. Puede que sea simplista mi postura pero me da igual dónde están situadas las fronteras o si están en algún sitio. Pan para todos y que nadie pase frío. Con eso me conformo.

Un comentario en “Acoso y derribo”

  1. Así nos va,lo del dialogo es una chuminada naif,y esta película de buenos y malos es sin embargo el argumento de analistas maduros e inteligentes.
    Así nos va, un problema cada vez mas grande,y un porcentaje de independentistas cada vez mas elevado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *