Las imágenes de la manada

La de hoy y la de mañana van a ser dos jornadas claves en el juicio que se sigue contra los integrantes de “la manada” por la supuesta violación grupal sucedida en los San Fermínes 2016. La Fiscalía y las acusaciones presentan hoy sus solicitudes de cárcel mientras que la defensa de los imputados insistirá mañana en su inocencia.

Tanto hoy como mañana, las sesiones se celebrarán a puerta abierta. 24 representantes de la ciudadanía y periodistas podrán acceder a la sala para escuchar de primera mano lo que cada parte tiene que decir. A la sala no se puede acceder con ningún dispositivo que permita la grabación de imágenes o audio de la sesión. Ni la ciudadanía ni los periodistas podrán utilizar tecnología para tomar sus notas. Se recomienda llevar un sencillo lápiz y papel para anotar lo que allí se diga. De lo que se trata es de preservar tanto la identidad de la víctima de la violación como las pruebas relevantes para el caso pero que no es necesario que el público conozca.

Reconozco mi escepticismo en este asunto. Ojalá todo termine sin que hayamos escuchado o visto nada de lo que aparece en los vídeos que la defensa de la chica violada ha calificado de “asquerosos”. Pero la verdad es que no me fío demasiado. La tentación es muy grande para aquellas personas que quieren convertirse en protagonistas del caso y ser quienes “pasaron” las imágenes y los audios. Además, no parece que sea tan difícil conseguirlas cuando una cadena de televisión, Trece (antigua Trece TV),  ya ofreció la pasada semana una parte de esas imágenes de 96 segundos que nadie, excepto la investigación y la justicia, debía haber visto.

El programa “Detrás de la verdad” fue el que no solo decidió leer el informe del perito judicial acerca de la violación sino emitir algunas de las imágenes de uno de los vídeos. Después pidieron disculpas a quienes se sintieron “ofendidos o molestos” y explicaron así el porqué de su emisión: “En nuestro afán periodístico, quisimos dejar de hacer conjeturas y contar lo que pasó realmente desde el rigor. En ningún momento nuestra intención fue herir sensibilidades”.

Imagino que antes de emitir esas imágenes pusieron en la balanza los pros y los contras de hacerlo. Contras, todos, siendo además un material cuya emisión había sido descartado por todos los medios afortunadamente. Pros, audiencia, clicks en su web, gente morbosa que quiere ver lo que pasó en aquel portal sin tener en cuenta el daño que ese visionado pueda hacer a la víctima de la violación.

No solo las imágenes contribuyen a extender ese amarillismo. El informe del perito judicial en el que se daba todo tipo de detalles de posturas, gestos, palabra y expresiones de aquella noche también lo hace.

Hoy y mañana habrá público en la sala. Ciudadanos anónimos y periodistas. Cruzo los dedos para que en breve no tengamos en nuestras pantallas, en nuestros móviles y rulando de whastapp en whastapp las imágenes que, insisto, uno de los abogados ha calificado de asquerosas.

Y si te llegan, que todo es posible, no contribuir con su redifusión a que se amplifiquen es la forma más correcta de actuar.

 

2 comentarios sobre “Las imágenes de la manada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *