Tres anuncios a las afueras

Tenía yo ganas de escribir sobre esta película que está arrasando en todos los premios. Los más recientes, los del Sindicato de Actores, en los que ha recibido el premio a la mejor actriz, Frances McDormand y al mejor actor de reparto, Sam Rockwell.

Tenía ganas de hacerlo porque muestra una faceta hasta ahora muy poco pública de lo que sucede cuando en una familia se da un acontecimiento tan trágico como la violación y quema de una de sus mujeres. Se habla de venganza y provoca que nos hierva la sangre.

En resumen, la película cuenta la historia de una mujer que lleva siete meses esperando que la policía local encuentre alguna pista sobre el brutal asesinato de su hija adolescente, que no sólo fue violada, sino además quemada viva. Viendo que el caso ha quedado en un punto muerto, Mildred Hayes coloca tres anuncios en el extrarradio de Ebbing (Missouri) con los siguientes mensajes: “Violada mientras moría / Aún ningún arresto / ¿Cómo puede ser, sheriff Willoughby?”. Así, letras negras sobre fondo rojo, la madre coraje desata la polémica en el pueblo y crea un malestar que pueda acercarla más a su objetivo: encontrar los culpables del crimen.

Si el tema está en el ojo público hay más posibilidades de que se resuelva“. Ese es la principal baza de una película que destila rabia y que nos hace empatizar con una mujer que denuncia, sin más y con todas las armas a su alcance, el hartazgo de todo el género femenino ante la incapacidad de la justicia y la sociedad para encontrar soluciones a los problemas de las mujeres, especialmente en los referentes a la violencia y el abuso sexual.

Hay quien opina que esta sobrevalorada por la cantidad de premios que está recibiendo. Y los que le quedan, intuyo. Dicen que su director ataca perfectamente el asunto de la violencia de género pero no lo hace, por ejemplo, con la cuestión racial que también aparece en la película. Puede que tengan razón pero si de lo que se trata es de presentar a una mujer luchando contra el olvido y el archivo de casos de asesinatos de mujeres en la América profunda, lo ha conseguido.

El tema no podía ser más actual. Muchos casos sin resolver, muchos archivos repletos de papeles que nunca llevarán a esclarecer nada. Pedir justicia por todos los medios. Tristemente real.

Os dejo el trailer de la película. Merece una buena tarde de cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *