Diez historias que duelen

 

trabajo_infantil_adictamente.blogspot-5

 

Niños trabajando en una fábrica de ladrillos de Pakistán

Uno de cada seis niños del mundo se ve obligado a trabajar. La Organización Internacional del Trabajo calcula que hay 168 millones de niños y niñas de entre 5 y 14 años que trabajan. De esos 168 millones, unos 85 realizan trabajos peligrosos.

En el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, dejo diez historias que estremecen. Son una infinitesimal muestra de los menores que trabajan.

Hajira, de 8 años, trabaja 14 horas diarias machacando viejas baterías hasta poder extraer la varilla de carbono para su reutilización. Su madre consigue sacar y limpiar unas 3.000 varillas al día. El duro trabajo de una jornada les permite comer cada dos días. Familia enteras trabajan bajo una nube de polvo negro que lo invade todo.

Kong Siehar, de 11 años, trabaja rebuscando en un vertedero de Camboya entre nubes de moscas, aves rapaces, un hedor insoportable y gases tóxicos. Niños descalzos se afanan para conseguir entre la basura cualquier cosa susceptible de ser vendida. El salario no llega al medio euro diario cuando encuentran algo y consiguen compradores. El nivel de dioxinas procedentes de la combustión de la basura hallados en el metabolismo de estos niños en la causa del creciente número de cánceres.

A miles de kilómetros, Carlos, de 12 años, trabaja filtrando con pala y tamices los desechos de las minas de Muzo. Busca lágrimas verdes de Kong: minúsculas esmeraldas que se han escapado del filtro de la mina. No cobra por su trabajo, depende de la suerte de encontrar alguna piedra.

Mohammad Faisal, de 12 años, divide su día entre dos trabajos. Por la mañana reparte periódicos en la calle y vende mermelada por las calles. Por la tarde anuncia los destinos y controla los billetes de los pasajeros de un servicio de autobuses. Termina el día agotado y apenas ha logrado ganar un euro. Dice que quiere ir a la escuela, pero su madre no puede pagar los gastos.

Farras Sinwari trabaja, junto a sus hermanos de 2 y 3 años, en una fábrica de ladrillos de Pakistán. Trabaja 12 horas seguidas fabricando y trasladando pilas de pesados ladrillos sobre su cabeza. Sus hermanos, casi bebés, son utilizados por su poco peso para girar ladrillos sin deformarlos.

Cveti tiene 12 años y vive en Bulgaria. Todas las mañana sale junto a su familia a robar. Se ha acostumbrado a asaltar a los pasajeros y a sacar provecho de los comercios y , en los tumultos, obtener unas cuantas carteras. El dinero que roba está destinado a pagar su casamiento cuando cumpla 13 años.

R.R tiene 10 años. Su madre le fija la cantidad con la que tiene que volver a casa cada noche. La consigue prostituyéndose.

Bithi trabaja durante 12 horas al día. Cose bolsillos de pantalones vaqueros por poco más de un euro al día para su manutención. Cose como mínimo 480 vaqueros en cada jornada.

Sakib tiene uno de los llamados trabajos peligrosos. Trabaja con fuego y metal ganando unos 30 céntimos al día como ayudante de herrero. Suelda sin máscara y tiene múltiples lesiones en las manos. Su madre necesita el dinero para poder pagar el alquiler.

Khav, con 12 años, es un trabajador más. Todos los días sale a pescar para ganar unos cuantos dólares y mantener a sus hermanos menores.

Ana, Nagma, Kader, Mili, Braulio, Koli, Tolu, Nora, Roshni, Ikram, John, Ezequiel, Mende … y así hasta 168 millones de niños y niñas en todo el mundo están escondidos detrás de las máquinas de coser, vendiendo aperitivos en las calles o usando sus machetes en los campos de caña de azúcar. Están vendiendo souvenirs en un templo u ocupando las camas que los turistas pagan por mantener relaciones sexuales con menores.

No son historias ficticias. Son vidas de niños y niñas reales que también tienen derecho a la felicidad. Y así es imposible.

 

Mujeres que se desnudan por los gladiadores del balón

venezuela

Presentadoras de “Desnudando la noticia”

Anda circulando por la red un vídeo protagonizado por las presentadoras del canal de televisión “Desnudando la noticia” con el que pretenden animar a la selección venezolana de fútbol de cara a la Copa América que arranca mañana. Para ubicarnos mejor, “Desnudando la noticia” ofrece programas informativos en los que sus conductoras se van quitando ropa según van desvelando datos de una determinada noticia. Comenzaron con un espacio sobre el Mundial Brasil 2014. Como era de esperar, el programa se convirtió en un éxito rotundo en cuestión de horas.

Ahora, estas mujeres se han desnudado en un vídeo especialmente realizado para alentar a la selección de Venezuela durante el torneo. Las ocho presentadoras del canal televisivo salen desde el túnel de vestuarios de un campo de fútbol, se colocan en el centro, y, a modo de manifiesto declaman: “La desnudez y el cariño por América Latina nos impulsa. Tal es nuestro amor por el fútbol que consideramos que nadie quiere tanto a su selección como el venezolano. Nosotras adoramos a nuestros gladiadores del balón y como ellos dejan su piel en el campo, nosotras vamos a mostrar la nuestra por ellos. Anunciamos que en esta próxima Copa América, cada vez que nuestra querida Venezuela supere una fase del torneo, nosotras realizaremos un desnudo colectivo para celebrar la victoria. Estaremos total, completa y absolutamente desnudas en una de las plazas más importantes del país”. Terminan su intervención invitando a las mujeres paraguayas, chilenas y colombianas a hacer lo mismo que ellas. Les piden también que utilicen en las redes sociales el hashtag #medesnudopor y cuelguen su foto apoyando a una u otra selección.

Dicen estas mujeres que su objetivo no es otro que entretener, educar e informar a la audiencia. Pero van un paso más allá y aseguran que pretenden alcanzar la lucha por la liberación femenina derrotando el tabú que existe en torno al desnudo.

Por mucho que lo intento no acabo de entender que tiene que ver mostrar cuerpos de mujeres desnudas, adorar a los gladiadores del balón y premiar el triunfo del equipo desnudándose de forma colectiva, con la liberación femenina. Me suena más a un  reclamo erótico que primero atraerá la mirada de un espectador, fundamentalmente varón, para traspasar posteriormente su atención al verdadero objetivo, que será aumentar audiencias y rendimientos publicitarios.

En América Latina, y por aquí no andamos lejos,  aún se sigue mostrando a la mujer únicamente en base a dos arquetipos clásicos: la mujer como objeto sexual o reclamo consumista o la mujer en su rol de esposa, madre y ama de casa. Ellos siguen siendo la autoridad, la sabiduría y la experiencia.

Con su iniciativa, las chicas de “Desnudando la noticia” están lanzando una imagen denigrante de las mujeres. Se estereotipan los “cuerpos perfectos” convertidos una vez más en objeto. Se reemplaza a la mujer pensante por la mujer florero sin medir los efectos que esto tiene en la verdadera liberación femenina, que, por cierto, poco tiene que ver con mostrarse desnuda como ofrecimiento a los “guerreros” y sus seguidores.

Esta vez tenemos al enemigo en casa. Mujeres autoconvertidas en reclamos, mezclando churras con merinas y hablando de liberación pero aludiendo a los gladiadores para los cuales serán un reposo.

Imagino el sentir de las mujeres que sí se están dejando la piel en América Latina por cambiar el uso que se hace de su imagen y el trato al que son sometidas. No olvidemos que la ONU ha alertado de que la desigualdad hacia la mujer provoca que esta parte del mundo cuente con las más elevadas tasas de discriminación, malos tratos y feminicidio.

Por cierto, también hay Selección venezolana de fútbol femenino.  Por estas guerreras también mostrarán su piel, ¿no?.

Los zurdos no se mueren antes.

zurdos

Alfredo Irasuegi y Jon Martija, dos zurdos en el programa.


Ya es casualidad que, siendo los zurdos el 10% de la población, en el equipo de La tarde en Euskadi (sin contar a los técnicos) representen el 66%. Dos de tres. Jon Martija y Alfredo Irasuegi son zurdos.

Parece que los zurdos quieren hacerse notar y conseguir elementos que les hagan las cosas más sencillas a tenor del resultado de la campaña de crowfunding que ha puesto en marcha Jaime de la Puente. Su objetivo era conseguir 2.500 euros para poder sacar los “zuadernos”, unos cuadernos especiales para zurdos. Bien, pues tres días después de poner en marcha la iniciativa ya los habían conseguido. En estos momentos, cuando aún quedan 26 días de campaña, ya han recaudado 6.664 euros. Lo que van a hacer con todo ese dinero es aumentar el número de zuadernos a disposición de los zurdos y aumentar las páginas de cada uno.

A quienes no somos zurdos todo esto puede parecernos una tontería, pero cuando tienes a dos zurdos al lado cada día te das cuenta de que no lo es. Necesitan bolígrafos especiales, tijeras especiales, abren y cierran la puerta del estudio haciendo un giro raro con el cuerpo porque la manilla especial de ese portón metálico que lo convierte en un bunker perfectamente aislado está preparada para diestros ….  y tienen siempre el lateral de la mano manchada de tinta. ¿Porqué?. Pues porque al escribir de izquierda a derecha, el zurdo siempre acaba desplazando la palma de la mano sobre su propia escritura y las palmas zurdas acaban llenas de manchurrones. Tampoco pueden escribir en cuadernos de anillas a menos que comiencen la línea a mitad de página; de lo contrario, esas anillas metálicas les dañan la mano.

Con los zuadernos, los zurdos pueden escribir con la mano izquierda de una forma natural y cómoda, sin forzar la muñeca y evitando las manchas de tinta. Tienen una estructura rayada y las líneas están ligeramente inclinadas para poder escribir sin pasar por encima de lo escrito.

Hoy los dos izquierdos nos han contado que en su etapa escolar sufrieron mucho como zurdos. Alguno incluso fue derivado al psicólogo para “corregir” ese defecto y a otro le sujetaban la izquierda a la silla para que no tuviese tentación de utilizarla. No tenían en cuenta que el zurdo nace, no se hace, y que obligándoles a emplear la mano o el pie derechos se les estaba obligando a algo contrario a lo que le pide la naturaleza restando su rendimiento.

Dicen que los zurdos tienen más actividad en el hemisferio cerebral derecho así que son más hábiles con la música y el arte. También dicen que son sensibles, emotivos y fantasiosos.  Señor, ¡dame paciencia!.

Eso sí, para tranquilidad zurda, confirmaros que aquello que publicó en 1988 la revista Nature y que decía que las personas zurdas tenían una menor esperanza de vida, se comprobó que no era cierto. Un error en el sesgo de la recogida de los datos llevó a esa conclusión equivocada.

Dopaje: trampas al solitario.

doping2Mesa redonda sobre dopaje en la I Feria Congreso GoRunning de Iruña con Maribel Medina.

Cualquier caso de dopaje me apena porque significa que algún deportista no ha sido capaz de enfrentarse a sus propios miedos y ha recurrido a sustancias que le van a dar la seguridad de obtener unos resultados para los que no se supone preparado. Cuando compites corres el riesgo de no alcanzar tu objetivo, de no llegar a lo previsto; en ningún caso de fracasar, que ya he dicho alguna vez que tengo desterrada esa palabra de mi vocabulario.

Doparse es hacer trampas al solitario. Es jugar contra ti mismo y querer ganar aunque sepas que no estás listo. No es nuevo el dopaje. Desde tiempo inmemorial algunos deportistas han hecho intentos para mejorar artificialmente su propia resistencia.

Hay muchas curiosidades en torno al dopaje. Un grupo de incas realizaron en solo cinco días un recorrido  de 1750 kilómetros masticando hojas de coca. Hay un cuadro chino del año 3000 a.c que presenta al emperador en cuclillas masticando una ramita de ephedra en alusión a que el mandatario no puede cansarse nunca. Y en los juegos del mundo del siglo V, los atletas trataban de aumentar su fuerza ingiriendo grandes cantidades de carne. Los saltadores comían carne de cabra, los lanzadores de toro y los luchadores, de cerdo.

La primera definición con validez de doping llegó en 1963:

    “El doping es la administración a una persona sana, o la utilización por ella misma, de sustancias extrañas al organismo o de sustancias fisiológicas, en cantidades o por vías anormales, con el único fin de conseguir un aumento artificial del rendimiento de esta persona al participar en una competición”.

En 1984, la Carta Europea contra el doping lo dejó aún más claro:

    “El doping en el deporte consiste en emplear, infringiendo los reglamentos de las organizaciones deportivas competentes, sustancias que están prohibidas”.

Las dos definiciones se resumen en una sola cosa: doparse es hacer trampas.

Cuento esto después de haber conocido que la Agencia Vasca Antidopaje realizó el año pasado 252 controles. 4 dieron positivos: un ciclista en la Santikurtz Klasikoa en Legazpi, un corredor en la media maratón de Gasteiz, un levantador de piedras en Aia y otro en una prueba de arrastre de piedras en Nabarniz.

Me duelen todos, pero especialmente el del corredor porque es el deporte que más conozco. Se lo duro que se puede hacer el entrenamiento de una carrera y saber que no vas a llegar a tope. No hay justificación alguna, pero la cabeza y la presión nos pueden llegar a jugar malas jugadas a todos. Eso si, quienes lo hacen saben perfectamente que utilizan el dopaje para conseguir lo mismo con menos esfuerzo o para obtener un triunfo que no ven posible por si mismos. Sirve para estimularse, para aumentar la fuerza y la masa muscular, la capacidad cardiaca, calmar la fatiga, etc, etc. Sirve para ganar con engaños.

Doparse ataca directamente a la filosofía del deporte y a sus valores. Ataca al respeto porque intentar ganar con trampas demuestra que tus contrincantes no te merecen consideración. Ataca a la cooperación y al trabajo en equipo porque demuestras que va a lo tuyo, que solo te vale triunfar. Ataca a la competitividad porque la eliminas de un plumazo: usas sustancias que ponen a los demás en desventaja directa.  Ataca a la lucha por la igualdad porque todos los participantes no partís del mismo punto. El dopado tiene entrenamiento y sustancias prohibidas mientras que quien no lo hace, va solo con su esfuerzo y su sacrificio. Ataca a la justicia, porque te saltas las normas a la torera. Ataca al compañerismo, porque no sabes que lo eso significa. Eres tú y tu yoísmo.

El Gobierno Vasco llevará después del verano la adecuación al nuevo Código Mundial Antidopaje de la norma autonómica. Se incrementará el periodo de suspensión en caso de dopaje de 2 a 4 años y se sancionará la complicidad de médicos o entrenadores.

Como en casi todos los casos, también en el dopaje hay que sentar las bases desde la infancia. Se trata de potenciar el esfuerzo, la disciplina, el sacrificio y la renuncia y de desterrar actitudes que solo contemplan el éxito como  meta.

Hay un largo camino en la vida de un/a deportista antes de llegar a eso tan relativo que es el triunfo.

Os dejo una recomendación literaria sobre el tema. “Sangre de barro” de Maribel Medina. ¡Pronto en la gran pantalla con  protagonistas de Hollywood!.

No pain no glory. Sin sufrimiento no hay gloria.

#dopaje  #deporte  #nopainnoglory

 

Meter la pata

images

Cuando ayer repasé lo que se decía en twitter y vi que el hashtag  #FelizDíaDelPeriodista se había convertido en trending toppic, me puse a pensar que este año yo ya había celebrado el día del periodista. El patrón de los periodistas es San Francisco de Sales y se conmemora el 24 de enero. Por cosas de las redes sociales y de la globalización, tuits lanzados desde Argentina llegaron hasta aquí y los tuiteros, especialmente los periodistas, se lanzaron a celebrar el día y a lanzar reivindicaciones periodísticas, que, por cierto, son muchas y muy urgentes. En Argentina, el día del periodista se celebra el 7 de junio por ser la fecha en la que se fundó la “Gazeta de Buenos Aires”, el primer periódico de la etapa independentista del país.

La verdad es que es muy poco periodístico ponerse a hacer retuit y a comentar cosas sin comprobar antes si, en efecto, celebramos algo o no. Pero que tire la primera piedra quien no ha metido la pata alguna vez. De lo que nos da una idea todo esto es del enorme poder que tienen las redes sociales. Un tuit lanzado desde cualquier parte del mundo tiene una capacidad de reproducción casi infinita. En este caso no tiene una importancia capital. ¿No celebramos Halloween?, pues de la misma manera podemos conmemorar aquí el día del periodista cuando lo que hacen a miles de kilómetros y podemos aprovechar para denunciar la situación de nuestra profesión y de sus profesionales. Que se hable de nuestro trabajo es bueno y, sobre todo, que quienes consumen información sepan de la importancia que tiene que le ofrezcan una información de calidad hecha por periodistas formados y con oficio para contar.

A mi lo del periodismo ciudadano no acaba de convencerme. Porque alguien cuente algo en una red social, no se convierte en periodista. Simplemente ha contado algo y quien recibe esa información debe acudir a los medios convencionales para saber si es cierto o no lo que lee. Los profesionales tienen las herramientas adecuadas (aunque la crisis, o las ganas de ganar más dinero con menos de las empresas, las ha mermado) para contar de manera fidedigna y eficaz.

Total, que si a los profesionales nos la cuelan y acabamos celebrando algo que no es, ¿qué pasará con todas las personas que presuponen que la información que les dan es cierta?. En muchas ocasiones hemos escuchado eso de “lo ha dicho la radio” o “lo pone en el periódico” como sinónimos de certeza. Ya vemos que no siempre es así. Hay que comprobar que las cosas que nos cuentan son ciertas y más si vienen de alguien que escribe en una red social y no es periodista. Como tal, me sería imposible hacer click en  “publicar” o en “tuietar” sin tener la constancia de que lo que escribo es real.

Recomendación: hagan ustedes lo mismo. Comprueben antes de retuitear o de compartir. La información es muy valiosa, siempre que sea verdadera.

Compañeros periodistas argentinos, #FELIZDIADELPERIODISTA