Nosotras conciliamos, ¿vosotros conciliáis?

Es una obviedad decir que conciliar la vida laboral y familiar es difícil. Y que quienes hacen equilibrios sobre el calendario y los horarios laborales son mayoritariamente mujeres, también. Cuando una pareja se plantea si él o ella piden excedencia, reducción de jornada o abandono del puesto para dedicarse al cuidado de los hijos, es mayoritariamente ella la que lo hace. Claro que se puede argumentar que es porque las condiciones laborales de ella son peores habitualmente. Y ese sería, y es, otro de los problemas.

Esta semana se celebra el “Día del padre” y, por eso, desde el sindicato UGT , han lanzado una campaña entre los hombres trabajadores para que fomenten la conciliación.

Por dar algunos datos decir que un 94,5% de quienes solicitaron la excedencia destinada al cuidado de los hijos/as fueron mujeres. Las reducciones de jornada para cuidar a menores de 8 años tambien las solicitaron mayoritariamente las mujeres, un 21,1% frente al 2,1% de hombres. Se destaca además en el informe que las mujeres destinan una media de 4 horas y media al cuidado del hogar (doble jornada) frente a las 2 horas y 32 minutos que dedican ellos.

En los hogares se invierten 52 millones de horas en actividades no remuneradas que son realizadas, en un 67% de los casos, por mujeres. Traducidas a términos económicos, esas horas supondrían 279.573 millones de euros y unos diez millones de empleos nuevos.

Todo esto me hace recordar la pelea iniciada hace 18 por mis amigos Montse Riera y Manu Ballesteros. Cuando nació su hijo Jonima, ella, abogada de profesión y mutualista, no tenía derecho a percibir la prestación de maternidad y decidieron que Manu, que si cotizaba a la Seguridad Social, pidiera las cuatro semanas de permiso. Se las denegaron y lo denunció en un juzgado de Bilbao, pero la denuncia fue desestimada. No se achantaron y recurrieron al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que les dió la razón. Fue una sentencia pionera que para ellos llegó tarde, pero de su lucha se han podido beneficiar otras muchas familias. Eso sí, asegura Montse que “en el 2009 el Gobierno amplió el derecho de paternidad a cuatro semanas, pero esa posibilidad ha quedado postergada por la crisis. La realidad es que en el derecho de la paternidad hemos ido hacia atrás”. De verdad que si necesitáis una buena abogada, ahí la tenéis. Luchadora.

El sindicato lanza esta campaña bajo el título “Nosotras conciliamos, ¿vosotros conciliáis?”. Quieren dar a conocer las posibilidades que tienen los hombres de disfrutar de reducciones de jornada, adaptaciones del tiempo de trabajo y uso de los permisos de nacimiento, maternidad y lactancia. Muchos hombres piensan que son permisos solo para mujeres pero no, el único intransferible y personal es el de paternidad.

Ahora que llega el día del padre, que ya he dicho yo que lo celebro todo, es un buen momento para pararse y responder a esa pregunta: ¿vosotros conciliáis?.

Ahí estan Montse, Manu y Jonima, los pioneros.

paternidad_19222_1

#RoadToTriatlón

Las #irongirls empezamos la semana con ganas después de un fin de semana de vernos, disfrutar, reírnos y entrenar. Carrera y clase de mugendo ha tocado. El mugendo es un arte marcial moderno que coge distintos aspectos de otras artes, los concentra, los combina y crea una nueva disciplina que a nosotras nos sirve para aumentar nuestra fuerza y la habilidad al tiempo que nos ofrece nociones de defensa personal.

iron1

Son muchas cosas las que estamos practicando en nuestro camino hacia la línea de salida del Triatlón de la Mujer de Donosti. Lo estamos haciendo gracias a la generosidad del propio centro de Mugendo en Bilbao, el Gimnasio Urtzi y su sala de crossfit, el centro EFIT Bilbao que nos ha regalado sesión de electrofitnes y el Metropolitan de Santutxu que nos deja sus instalaciones para nadar , hacer sesiones de fuerza y escuchar charlas sobre, por ejemplo, nutrición .

Las #irongirls somos de lo más heterogéneo. Nuestras edades oscilan entre los 24 y los 48 años y nuestros momentos vitales son de lo más variopinto: desde la que acaba de tener un bebé y va a los entrenos mirando el reloj para que no se le pase la hora de la siguiente toma de pecho de su hijo, hasta la que tiene que hacer esa labor tan importante de cuidar de sus mayores y se salta alguna convocatoria porque “le toca padre”. Las hay con hijos muy pequeños, medianos y adolescentes. O no tienen hijos. Hay desde ingenieras hasta diseñadoras pasando por periodistas o especialistas en maquillaje para cine y organizadoras de eventos. Casi casi no falta ningún perfil en el grupo.

Cada una tenemos un motivo para preparar este reto, pero todas apuntamos uno común: demostrarnos que pueden. A nosotras mismas, no a nadie. Luchamos contra la pereza, el cansancio, el “no tengo tiempo” y lo sustituimos por esfuerzo, disciplina, renuncia, ilusión, emoción, etc, etc, etc.

Por ejemplo:

Noelia dice que “cuando una mujer se convierte en madre parece que se abandona y  solamente es madre, pero no, se pueden hacer muchas cosas. Yo me animé por fomentar el deporte entre las mujeres. Además, psicológicamente me ayuda a ser fuerte y a enfrentarme a todo”.

Iratxe no se lo pensó cuando vio el proyecto de las #irongirls. La convocatoria le pilló en un momento difícil en lo laboral y en lo personal y decidió que seguramente esta era una buena manera de afrontar el 2015. “Al principio pensaba que no iba a ser capaz de hacerlo pero cuanto más entrenamos más enamorada estoy del proyecto. Se que lo haré.”

Así podríamos ir contando los sueños, las inquietudes y los porqués de cada una de ellas. Os las iré presentando.

Yo quise estar en este grupo porque llevaba tiempo dándole vueltas a esto del triatlón. Voy a seguir centrada en correr, pero saber que hay 20 mujeres intentando cumplir un sueño juntas, y que coincide con el que yo tenía, me lo puso en bandeja para sumarme.

Y no me olvido de la parte solidaria de todo esto. Queremos dar visibilidad a la asociación “Un lazo en movimiento”. Apoya a las personas afectadas por cáncer de mama, durante y después de la enfermedad, desarrolla campañas de prevención y sensibilización y promueve su investigación científica y psicológica. Tienen grupos de apoyo, hacen prevención on y off line y  tienen una iniciativa tan especial como “el armario de ulem”. Con este armario ponen a disposición de las pacientes los complementos donados por la ciudadanía, de forma gratuita y altruista. Es un tema muy importante para las afectadas porque atañe a su imagen corporal y a como se auto perciben.

Como la propia asociación, las #irongirls también sabemos que solo la coordinación y la generosidad permitirá algún día vencer esta enfermedad. Mientras, tratan de hacer lo posible para mejorar la calidad de vida de quienes la padecen. Podemos ser solidarias sin tener que esperar a que nos suceda a nosotras para entender que el cáncer es un problema de todos.

iron3

Cada vez esta más cerca el 27 de junio. El de la mujer es un triatlón super sprint. 300 metros de natación, 8 kms de bici y 2 de carrera a pie. Parecen distancias cortas pero hay que hacerlas rápido. Y por primera vez.

Las #irongirls vamos a llegar preparadas. Muy bien entrenadas y fuertes de cabeza. Lo haremos. De eso se encarga nuestra entrenadora, la triatleta Aitziber Santos.

#RoadToTriatlón

trago

 

Primer aniversario

Hoy se corre la Marató de Barcelona. Esta va a ser siempre para mi una carrera muy especial porque fue mi primera maratón. Quien ha corrido una sabe que puede haber muchas más, o ninguna, pero que no habrá otra como la primera. No solo porque corres por primera vez esos 42 kms y 195 metros, sino porque después de su preparación y de hacerla, vas a ver la vida de otra manera. Aprendes a enfrentarte a la adversidad con otros ojos, con otro temple. La Maratón no es más que un reflejo de la vida, un camino largo largo que nos hace sufrir y disfrutar casi a partes iguales.

Hoy recuerdo con una emoción enorme esos 42.195 metros acompañada de Txabi Albert, Jessica Zarkov y Alfonso Vega. Ahora somos un cuarteto indestructible. Hemos hecho muchas carreras después de esa maratón, pero ninguna juntos. Txabi es de Barcelona y entre trabajos, lesiones y otros menesteres no hemos podido correr al mismo tiempo y en el mismo sitio. Pero tenemos un reto: Nueva York 2017. Celebraremos aniversarios redondos en esa fecha y lo haremos de la manera que más nos gusta, corriendo juntos. Todo esto sin olvidarme de los @RunnersColgados, mi grupo, con quienes preparé la recta final de la Maratón de Barcelona y al completo la de Sevilla y otras tantas. Qué grupo!. Siempre están dispuestos a echar una mano.

Me imagino ahora a todos esos corredores y corredoras que van llegando a la línea de salida. Con nervios, con ilusión, con incertidumbre, con emoción, con respeto, con miedo. Porque la maratón es una bomba emocional. Desde el día en que decides que ese es tu reto hasta que pasas por la línea de meta. Durante la preparación vas contándole a quienes te rodean que te has planteado ese reto. Unos te miran como si te hubieses vuelto loca, otros con admiración pero no me he encontrado a nadie que no te mire sin respeto. Porque da mucho respeto la cosa. Según se va acercando la fecha es casi imposible pensar en otra cosa, leer sobre otros asuntos, sacártela de la cabeza.

Además, las redes sociales se han convertido en lugar de encuentro para los runners, en fuente de motivación, nos han puesto en contacto a unos con otras y hemos hecho amigos para siempre antes de que den la salida. Y lo más grande es que cuando llega la fecha, nos desvirtualizamos, nos convertimos en carnales y parece que llevamos toda la vida juntos. Terminas por disfrutar tanto como los protagonistas de sus carreras y, si toca sufrir, sufres como quien lo hace. El deporte te aporta tal capacidad de empatía, que ponerte en los zapatos del otro acaba por resultarte fácil.

Hoy hay 19.200 personas inscritas para tomar la salida en Barcelona. Un buen dato, el 17% son mujeres. Poco a poco vamos quitándole el miedo a la larga distancia. Somos muy constantes nosotras y, en la mayoría de las ocasiones, terminamos lo que empezamos. Seguro que todas lo consiguen hoy.

Quienes se enfrentan a su primera maratón van a vivir una experiencia incomparable. La están viviendo ya desde que empezaron a entrenar. Quienes repiten, saben a lo que se enfrentan y llevarán una estrategia calculada. Se compite como se entrena. Yo compito solo conmigo, es lo que hacemos la mayoría. Te ganas a ti misma cada día. Estoy orgullosa de haberme puesto las zapas por primera vez y de cada zancada que doy. Se que muchas lo están haciendo también. Y me alegra haber aportado mi granito de arena para que este mundo runner sea cada vez más grande.

Después de Barcelona vino Sevilla para mi. Y hay ya otra en mente. Os voy contando.

Rock and Roll ….

009 (3)

La puerta del cielo

 

¿Qué harías si tuvieses las llaves de la puerta del cielo?. ¿Existe realmente el cielo?. ¿Y el infierno?.  Nadie ha vuelto para responder a esas preguntas así que cada uno puede, o bien imaginárselos y echarle fe, o bien no creerse nada y vivir sin pensar si hay algo tras la puerta o no.

Reyes Calderón se ha hecho esas preguntas, pero, como tantos otros, no ha encontrado respuesta. Lo que si ha encontrado han sido un montón de información acerca de algo que a mi me sonaba totalmente lejano, como de otro tiempo. Nos ha presentado su última novela, “La puerta del cielo”, y nos ha contado cosas como que en España se siguen haciendo exorcismos.

Es chulo conocer el “así se hizo” de las novelas. Ésta se la encontró Reyes en un aeropuerto. Uno de esos retrasos interminables le colocó al lado de un Obispo español y, hablando y hablando durante muchas horas, acabó confesándole que venía de hacer un exorcismo. Así empezó la historia de esa novela. A partir de ahí siete años de investigación y de mucho miedo. Búsqueda de actas de exorcismo, conversaciones en pueblos remotos y recorrido por rincones escondidos para hablar con quien ha querido contarle que ha participado en una de esas sesiones. Dice que años de mucho miedo porque ella escribe de noche, y esta novela la escribió en una solitaria casa de Galicia y con un cuchillo al lado. Si, si, con un cuchillo al lado por si alguien le atacaba. O por si venia el demonio. Esto da una idea de cómo quien escribe llega a involucrarse en la historia y sentir como real todo lo que pasa en una novela de ficción.

Cuenta Reyes que cuando alguien se pone en contacto con los estamentos de la iglesia porque sospecha que otra persona necesita ser exorcizada, se le hace una análisis psiquiátrico al sospechoso de estar poseído  y, en la mayoría de las ocasiones, acaba derivado a un centro sanitario.  Pero hay otro importante número de personas que son sometidas a esa práctica. En España hay unos 15 sacerdotes que están autorizados para realizar exorcismos, el Vaticano ha puesto el ritual online y se ha reconocido jurídicamente la Asociación Internacional de Exorcistas. En Milán, ante el aumento de la demanda, han duplicado su plantilla de exorcistas y tienen habilitada una línea de emergencia para exorcismos.

Como curiosidad  decir que en la novela de Reyes Calderón , el cura exorcista es un vasco llamado Koldo. Asegura que no solo en Galicia se habla de meigas, demonios y médiums, que también en Euskadi se habla de eso en muchos rincones. Y no habla de oídas.

Desde que comenzó a investigar para escribir esta novela, la autora dice que lleva en el bolso un frasquito de agua bendita para ahuyentar al demonio. No sabe si servirá para algo o no, pero llevarlo, lo lleva.  Estará también en la próxima Marcha a Javier de mañana, en Navarra. Allí estará Reyes, y su agua bendita para recorrer, a pié,  los 58 kilómetros que tiene el recorrido. Es una gran andarína. Haber criado a 9 hijos da paciencia para recorrer 58 kms y muchos más.

¿Existe el cielo y el infierno? ¿Y el demonio? ¿Qué habrá en el otro lado?.  La puerta del cielo.

reyes

Con parche en el ojo

No se que tiene lo gratis, que nos encanta. Decimos que son las personas mayores quienes se vuelven locas cuando ven algo que pueden llevarse sin pagar, pero no, somos todos. O casi. Lo malo es que solo pensamos en nuestro beneficio inmediato sin ir más allá, sin pararnos a pensar en que lo gratis, puede salirnos muy caro.

El Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales y la Coalición de Creadores han publicado sus últimos datos. Por resumirlos rápidamente diremos que la piratería digital bate todos los récords en España. Casi el 88% de los contenidos digitales consumidos en 2014 fueron ilegales. El 58% de las personas que accedieron a contenidos lo hicieron como piratas, a las series de televisión accede ilegalmente un 25%, hubo 335 millones de descargas tramposas de libros, el volumen de pelis bajadas sin permiso ascendió a 877 millones y solo el 40% de los accesos a partidos de fútbol fueron legales. Si se pagase por todo lo descargado, el total de lo recaudado se acercaría a los 30.000 millones. Lo realmente recogido son 1.700.

¿Porqué piratean?. El 61% no quieren pagar por un contenido que pueden tener sin coste, el 5% dice que ya paga una conexión a internet y el 46% lo hacen porque es rápido y fácil.

Yo estoy en contra de la piratería. Creo que la propiedad intelectual no es en ningún caso distinta a la tangible. No entiendo a quienes pagan sus alimentos, sus coches, sus vestidos, etc, etc, etc, pero no quieren pagar por un disco, una película, un libro, una serie o un partido de fútbol. Cada vez que sale este debate, los y las piratas argumentan que si bajasen el precio de los bienes culturales, no los descargarían de manera ilegal. No les creo. Quien no respeta el trabajo de músicos, escritores o cineastas, dudo mucho que sepa poner precio justo a una obra.

Esta mañana, el verdel se ha pagado en lonja a 0,46 céntimos de euro. En la pescadería se vende a casi 4 euros. No he visto a nadie cuestionar esa enorme diferencia. No nos preguntamos  por el destino de esa diferencia de precio, pero lo hacemos continuamente cuando se trata de patrimonio inmaterial.

Tampoco nos paramos a pensar en que detrás de esas páginas de descargas ilegales hay un tremendo negocio manejado por las mafias a nivel internacional. Se colabora con un ecosistema ilegal que, curiosamente, está financiado al 71% con publicidad, especialmente de sitios de apuestas o juego online.

Hay otra cosa que llama la atención de quienes descargan ilegalmente contenidos. Lo descargan todo. Que quieren leer un libro de un autor, se bajan su obra completa. Que quiere escuchar una canción de los Beatles, se descargan sus 13 discos oficiales. Que les apetece ver “Terminator”, pues se hacen con todas la pelis de Schwarzenegger. Hay gente que necesitaría varias vidas para consumir todo lo que se descarga. Y ni cuantifíca lo que vale todo lo que ha pirateado. Si lo hace, es para jactarse de lo mucho que se ha ahorrado.

En Italia han creado una comisión de vigilancia que está golpeando duro al negocio ilícito. Cuando los titulares de alguna obra denuncian que se está descargando ilegalmente su trabajo desde una página, se bloquea de inmediato. Se cierra el mercadillo. Desde mayo de 2014 se han cerrado 64 páginas de esas. Lo que se está consiguiendo es un importante despegue del mercado cultural italiano.

Si en el 2014 hubiésemos pagado por todo lo pirateado se hubiesen podido multiplicar por cinco las becas Erasmus, por ejemplo. Y en lo que al empleo se refiere, un escenario sin piratas permitiría crear 29.000 puestos de trabajo directos.

Qué decir del gobierno, incapaz de acabar con una lacra que está mermando el patrimonio cultural. Tan sencillo como que si soy músico y me roban mi instrumento, tengo que abandonar la música. Si escribo y me roban mis libros, me tendré que dedicar a otra cosa. Si hago pelis y me las piratean, tendré que cambiar de oficio para ganarme la vida. Todos salimos perdiendo; ellos se quedan sin su trabajo y nosotros sin su arte.

No robamos los alimentos que consumimos. La cultura es el alimento del alma, y ese sí lo hurtamos. El pago por contenidos no esta de moda. País de cacos.

pirtas