Una de superhéroes

Llevamos mucho tiempo soñando con este día. Unos, porque se juega la final de la Copa y puede que el Athletic se lleve el premio. Otros porque han entrenado mucho, han pasado infinidad de horas subidos en la cabra, nadando largos y más largos y corriendo kilómetros y kilómetros para estar hoy en el Bilbao Triatlón.

Se que, de momento, no hay quien compita con el fútbol pero, poco a poco, deportes como el que hoy va a llenar la ria de nadadores y Bilbao y alrededores de corredores y ciclistas, se van haciendo hueco.

Hay historias increíbles entre los triatletas que hoy disputarán el de Bilbao.

La de Berna Angulo es asombroso. A los 13 años le detectaron un cáncer de mandíbula. Se fue, pero volvió cuando rondaba los 21. Le tuvieron que colocar una mandíbula de titanio pero se la partieron en un accidente laboral. ¿Solución? Reconstruirle la mandíbula utilizando sus propios peronés. Total,  que es un triatleta sin peronés. Cuenta que en el agua tiene que tener muchísimo cuidado porque un golpe en la cara podría ser terrible. La bici le cuesta pero es la carrera a pie donde más sufre. La entrena en una elíptica y corre únicamente 1 o 2 veces al mes. El día que le toca correr sufre solo de pensarlo. No puede saltar ni practicar deportes de contacto, lo pasa mal subiendo y bajando escaleras y no puede andar por el monte. Su pasión por este deporte es tal que su espíritu de superación le ha llevado a terminar un ironman (3,6 kms a nado, 180 en bici y 42 corriendo) y a estar preparando un cuatratlón, que suma a las pruebas del triatlón 8 kilómetros en piragua. A Berna el deporte la da paz. A mi me parece un superhéroe.

Pablo Docal es otro de esos hombres de hierro. Entrenando la bici sufrió una caída en la que se rompió los ligamentos del hombro. No hubo otro remedio que ponerle unos ligamentos artificiales unidos con tornillos al homoplato. El año pasado se presento al Bilbao Triatlón por primera vez, pero su lesión le impidió hacer su marca y disfrutarlo. Hoy va a gozar de cada una de las pruebas.

Edu Zapata se presenta por primera vez a esta prueba porque quiere dar visibilidad al cáncer de mama. Es el embajador mundial de ULEM, la asociación “Un lazo en movimiento”. Habitualmente entrena con un maillot del Athletic, pero hoy llevará también serigrafiado el lazo rosa de la lucha contra el cáncer de mama.

Hay varias mujeres que han dedicado los últimos meses a preparar este triatlón. Elena Villanueva es una apasionada del deporte que organiza su día a día como un puzzle para cumplir con sus obligaciones laborales y familiares y sus entrenamientos. Arrate Mintegui, que vive por y para el triatlón, Ruth Fernández, una rara avis en su cuadrilla por dedicar tantas horas a ponerse a punto …

Son todos triatletas populares como Jon de Roba, que se levanta cada día a las 4 de la mañana para levantar la persiana del Ikuste Ederra, su bar de Santutxu. Hoy es un día grande para él porque es MUY del Athetic. Dice que le emociona saber que va a nadar en una ria por la que dos días más tarde pasará la Gabarra. Incluso asegura que prefiere que el Athetic gane la Copa a acabar el Triatlón. Ojalá pasen las dos cosas, que nos traigan la copa y que Jon supere su reto.

Y entre los triatletas profesionales me apetece destacar a Gustavo Rodríguez, un gallego con cara de buen chico y una sonrisa fantástica, que ya ganó el Bilbao Triatlón el año pasado y que vuelve con la intención de revalidar su título de campeón. Dice que venir a Euskadi es un espectáculo y que se vive aquí un ambiente difícilmente comparable al de otros lugares.

Este tipo de pruebas no se podrían hacer sin la colaboración de los voluntarios. En este caso son de la Asociación Gorabide, que lleva más de medio siglo  trabajando por la integración de las personas con discapacidad intelectual. Se van a encargar de los avituallamientos. Su aplauso y sus ánimos harán volar a los triatletas.

Aquí están Gustavo y su novia Aída Valiño, que quedó segunda en la edición del año pasado y a quien una lesión impide participar este año. La lesión le llegó al ser atropellada por un vehículo que no guardó el metro y medio de distancia de seguridad mientras entrenaba con la bicicleta.  No cuesta nada mantener esa distancia y evitas fastidiarle a alguien la temporada. O la vida.

Hoy hay fútbol, si, pero también hay triatlón.

Vamossss

tri

Doce Miradas. ¡Larga vida!.

Dos años han pasado ya desde que un buen día, y fruto del cabreo de Ana Erostarbe al comprobar que en un congreso en el que participaba había 42 hombres ponentes y solo 3 mujeres, surgió Doce Miradas.

Dos años en los que doce mujeres han comprobado que las cosas se cambian cuando nos movemos. Nada varía porque sí. Hacen falta personas con espíritu de renovación, de reajuste, de reforma y de transformación. Ese es el que tienen Noemí Pastor, Macarena Domaica, Arantxa Sainz de Murieta, Pilar Kaltzada, Miren Martín, Maria Puente, Nahiara Perez de Villareal, Begoña Marañón, Ana Erostarbe, Mirian Artola y Lorena Fernandez. Ellas son esos doce puntos de vista diferentes pero que tienen un objetivo común: visibilizar el trabajo de las mujeres, sus logros, sus problemas, las brechas que aún nos separan de los hombres y pelear por lograr el equilibrio. Se trata de que la balanza social no se incline hacia ningún lado, ni el de ellos ni el de ellas. Se trata, en definitiva, de dar con el punto exacto de la igualdad. Difícil tarea, sin duda.

Doce Miradas es un blog colaborativo en el que cada una de las mujeres, y algunos/as “artistas invitadas”, dan sus opiniones con ánimo constructivo. No se trata solo de meter el dedo en el ojo sino que pretende contar sin que nadie se sienta agredido. También esto es difícil, porque mira que hay susceptibles por ahí…

Me gusta mucho la frase que encabeza su blog: “no nos van los techos de cristal, somos más de cielo abierto”. Me identifico totalmente con este lema porque la mayoría de las mujeres queremos eso, un cielo grande, limpio, sin obstáculos, sin diques ni restricciones. Un cielo en el que movernos con libertad, sin imposiciones ni condicionantes. Un cielo en el que ser nosotras mismas, sin tener que demostrar a cada paso de lo que somos capaces.

¿Es un blog feminista?. Pues yo diría que sí. Ya es hora de quitar a la palabra feminismo ese halo de negatividad. No, no es lo contrarío al machismo aunque haya gente que siga utilizando ese argumento tan burdo. Han conseguido ensuciar el concepto de feminismo y con movimientos como el de Doce Miradas se está trabajando por divulgar el verdadero sentido de esa palabra: FEMINISMO. A muchos no les gusta el feminismo porque les cuestiona, les interpela y les obliga a preguntarse por su relación con el universo de la mujer. Y no salen muy bien parados cuando se autoexamínan. Ahí está el reto, en que tanto hombres como mujeres juzguen lo que hacen por la igualdad y lo que podrían hacer.

Me contaba ayer Macarena Domaica que antes de iniciarse como bloguera en Doce Miradas, ni siquiera habia pensado nunca en que ella era feminista. Dice que ha habido un antes y un después del blog y que hoy dice con orgullo: soy feminista.

Acaban de celebrar su segundo aniversario hablando de las noticias en las que aparecemos las mujeres, los puestos de poder que ostentamos y , la gran preocupación, analizando si la juventud es cantera de igualdad o no. Queda mucho por hacer.

Tenemos mujeres inconformistas, curiosas, divertidas, pensadoras, escépticas, profesionales, solidarias, creativas, responsables, utópicas, mironas, felices. Son doce adjetivos para doce mujeres que aúnan su deseo de avance y de cambio en Doce Miradas.

Larga vida, compañeras!

doce

¡Qué asco de corruptos!

Que la corrupción afecta a todos los sectores no es ninguna novedad. Da igual que hablemos de la construcción, la acción social o la hacienda, no importa que las cantidades económicas sean grandes o pequeñas, es indiferente si afecta a personas con cargo público o a pequeños corruptos. El caso es que salpica a todos los ámbitos de la vida.

A nadie le ha pillado por sorpresa la podredumbre en el mundo de fútbol. Supongo que se da también en otros deportes, pero el último caso conocido se ha dado en ese. Al parecer, catorce personas relacionadas con la FIFA, siete de ellas dirigentes, están involucradas en casos de corrupción sucedidos en las atribuciones de sedes para los Mundiales y en los derechos de márketing y publicidad. Han cometido delitos de fraude, estafa y blanqueo de dinero.  Se les acusa de haber aceptado sobornos y comisiones desde principios de los 90.

Al hilo de esto cuento un experimento que ha hecho el grupo de economía experimental y computacional de la Universitat Jaume I . Las conclusiones que han extraído son muy interesantes y una de ellas asegura que rechazar un soborno genera más estrés que aceptarlo.

Han medido las reacciones emocionales de las personas frente a una situación que podía conllevar decisiones corruptas. Dividieron a los participantes en tres grupos: funcionarios y dos empresas que participaban en una hipotética subasta para conseguir la licencia de unas obras públicas.  Cuando se ofrecía un soborno a los funcionarios y estos percibían que no había riesgo de que les descrubriesen, sólo los condicionantes éticos les hacia rechazarlo. En cambio, ante el riesgo de una posible inspección y de ser descubiertos, los posibles corruptos generan un estrés y una sensación de miedo que les lleva a declinar aceptarlo casi en el 100% de los casos.

Del experimento se concluye que los mecanismos que ahora existen para controlar la corrupción no son efectivos ni contundentes. Unicamente aumentar los castigos y las inspecciones pueden frenar los casos que podrían ser investigados por una agencia de control. La sensación de impunidad es el principal enemigo de la lucha contra la corrupción. Pensar que nada puede pasar por aceptar un soborno lleva al 100% de quienes los aceptan, a hacerlo.

El doctor Alberto Soler da un perfil del corrupto. Habla de un ser narcisista, con poca autoexigencia, con un código ético reprobable, pero absolutamente consciente de lo que está bien y lo que está mal. Provienen generalmente de un estrato social de baja moral y  ética. Son personas incapaces de alcanzar el éxito profesional gracias a su potencial humano y lo consiguen gracias a la corrupción.

Volviendo al fútbol, se calcula que los directivos de la FIFA conspiraron para llenarse los bolsillos con sobornos por un valor de 110 millones de dólares.  Desde Transparencia Internacional, que acaba de crear el Índice de Transparecia de los clubes de fútbol, ha pedido que dimita el presidente de la FIFA y que suspenda las elecciones a la presidencia previstas para el próximo viernes.  No es para menos. En el momento de escribir estas líneas, nadie ha dimitido. Ya sabemos que no es esa una práctica muy habitual. Tampoco en el mundo del deporte.

Da mucho asco la corrupción. Es difícil acabar con ella. Nos gusta vivir libres y sin miedo, pero parece que solo a golpe de eso, de miedo, son algunos capaces de mantenerse alejados de actitudes corruptas. Pues habrá que meterles miedo. De una u otra manera, todos salimos perjudicados.  De un tiempo a esta parte me siento permanentemente estafada.

Una pena que el mundo del deporte también huela mal.

corrupcion

Tic Tac Tic Tac …

A un mes exacto estamos las Irongils de disputar nuestro primer triatlón.

Es esta una semana muy importante para el deporte vasco porque uno de nuestros equipos de fútbol puede conseguir traer a Euskadi otra Copa del Rey. Pero no nos olvidemos de otro deporte, con menos seguidores, que se está haciendo un hueco importante entre los deportistas: el triatlón. Si en la noche del sábado viviremos una noche de esas de nervios e ilusión, por la mañana haremos lo propio con quienes van a nadar, pedalear y correr en la nueva edición de Bilbao Triatlón.

Lo raro es que este deporte no se inventase en Bilbao o alrededores porque, como casi todas las pruebas duras, surgió de una apuesta. En 1977, en una discusión sobre quién sería el deportista más completo ( nadador, ciclista o corredor), se estableció como apuesta el combinar la travesía de Waikiki (3.80 metros), la vuelta ciclista a la isla de Oahu (180 kms) y la maratón de Honolulu (42.195 metros). Se creó así el primer Ironman Triatlón y el primero se disputó en 1978. 15 hombres tomaron la salida y 12 de ellos terminaron la prueba. El ganador lo hizo en 11:46:58. En esta primera edición no participó ninguna mujer, pero al año siguiente quedó en 5º lugar la primera mujer que participó en la prueba, Lyn Lemaire.

Desde el año 2000, el triatlón es deporte olímpico.

Hay historias increíbles de superación entre los triatletas y os las voy a contar, pero hoy quiero hablaros de nosotras.  El 27 de junio , 20 mujeres agrupadas bajo el nombre de las Irongirls nos iremos a Donosti para participar en el triatlón de la mujer. Es un super sprint, es decir, nadaremos 300 metros, andaremos en bici 8 kms y correremos 2. Son distancias cortas y hay que intentar cubrirlas en el menor tiempo posible.

En este caso, lo importante no es que hagamos una buena marca. Lo que se busca con el Triatlón de la Mujer es dar visibilidad a las chicas que hacen deporte e iniciar cada vez a más mujeres en este deporte. Nosotras llevamos ya varios meses de entrenamiento. Cada una a su ritmo, dedicándole el tiempo que puede y esforzándose a tope para lograr el reto. Que las 20 pasemos por el arco de meta es el objetivo. Tardemos lo que tardemos.

Has sido muchos los que nos han echado una mano. Hemos tenido clases de crossfit, de mugendo, hemos hecho sesiones de electroestimulación, natación, fuerza, spining, carrera a pie. Y todo gracias a la buena voluntad de quienes se han ofrecido a prepararnos solo por el placer de ver que cada vez hay más mujeres incorporándose al mundo del deporte.

El Ayuntamiento de Getxo nos ayudó a preparar una de nuestras kedadas y nos equipó con camisetas. El de Bilbao nos ha entregado una preciosa equipación azul Bilbao para lucirla en tierras gipuzkoanas y la Diputación Foral de Bizkaia, junto a Custom4.us, nos ha facilitado el reconocimiento médico con prueba de esfuerzo incluída para que sepamos que todas estamos a punto a la hora de enfrentarnos a una prueba de estas características.

Por cierto, el reconocimiento lo hemos hecho en Kirol Etxea, en Miribilla. Ahí están reunidas todas las federaciones deportivas vascas. Es un edificio imponente con un frontón de primera. Me cuentan que no hay en todo el Estado una Casa del Deporte tan potente como esta así que ya tenemos otro motivo para estar orgullosos de cómo se gestiona el deporte en Euskadi.

El domingo que viene tenemos el último tritopaketa antes del gran día.  Toca nadar en La Concha, correr por el centro de Donosti y ensayar las transiciones.

El tiempo corre, pero nosotras también. Tic Tac Tic Tac …..

esfuerzo

 

 

Ningún niño sin desayuno

No suelo participar en esas cadenas de mensajes que llegan a través de las redes sociales y que te piden que envíes determinadas cosas a no se cuántas personas para que el mundo no se termine. Soy de las que siempre rompen esa cadena y lo hago sin remordimiento alguno. Llevan esas cosas rulando desde que el mundo es mundo, antes teniendo que enviar una peseta y una carta a varias personas y ahora, mucho más rápido y cómodo todo, dándole al click y haciendo que los eslabones se sigan uniendo. ¿Uniendo a qué? A nada probablemente.

La cadena que yo no estoy dispuesta a romper es la que tiene puesta en marcha la Fundación Lions Club, la mayor organización de voluntariado del mundo, que lleva trabajando desde 1917 en tareas humanitarias. Su ámbito de actuación es tan grande como el planeta, porque no hay rincón en el que no haya un Club de Lions. Son tantos como 45.000 y están en 200 países. Cada año recaudan alrededor de 450 millones de euros con los que, entre otras muchas cosas, han logrado introducir y fomentar el uso del bastón blanco que hoy utilizan millones de invidentes en todo el mundo. Son también quienes proporcionan perros guía a los invidentes, algo que les cambia la vida definitivamente.  Además, trabajan en el desarrollo de programas de prevención del uso de alcohol y drogas en lo jóvenes y de enfermedades como el SIDA.

Ahora tienen en marcha una campaña que a mi me parece especialmente importante: “Ningún niño sin desayuno”.

Son conscientes de que desayunar bien es comenzar bien el día. Sin embargo, el 96% del profesorado asegura ver cada día al menos a un niño que no ha desayunado nada. La situación económica de muchas familias hace que cada día lleguen a las aulas niños y niñas que no han tomado antes alimento alguno. De hecho, el 57% de los profesores han recomendado bancos de alimentos y comedores sociales a familias desfavorecidas.

Llegar a clase en esas condiciones provoca en el alumnado dificultad para concentrarse, menor participación en clase, peores resultados en los exámenes y alumnos más apáticos.

Conscientes de todo esto, los de la Fundación Lions en Euskadi nos convocaron a unas cuantas personas para colaborar en su “Cadena de Favores”. Se trata de que nosotros nos prestemos a echar una mano en uno de esos actos y así ellos recaudan fondos para poder financiar el desayuno de los niños que lo necesitan.

Cada sábado, 30 niños y niñas van a tomar su desayuno al comedor social del barrio bilbaíno de Otxakoaga. No solo desayunan ese día sino que se llevan los alimentos necesarios para poder desayunar el resto de la semana. Esos 30 niños y niñas son seleccionados por los servicios sociales y pueden acudir a desayunar durante todo el curso escolar. Por el momento, la propia Fundación Lions compra estos productos, pero han pedido al Banco de Alimentos que les eche una mano en este proyecto y continúe así la cadena de favores.

Como tantas y tantas organizaciones, Lions necesita dinero para afrontar los gastos del día a día. Por eso ayer, cerca de 60 personas de muy distintos ámbitos nos juntamos en el Hotel Ercilla para desfilar y pasar una tarde divertida y solidaria. Comercios volcados, peluquerías, maquilladores/as … todos dispuestos a colaborar con la Fundación Lions.

Mi ropa es de MaisonExtreme y ese peinado tan extraordinario, que me llevó a verme de nuevo como en los 80, me lo hizo la peluquera Yolanda Aberasturi. El maquillaje es de la gran Pi C. Mena.

Todo el acto estuvo coordinado y dirigido por Borja Elorza, uno de los bilbaínos más comprometidos con causas sociales. Gracias por contar conmigo, Borja!

todos