Relax, contactos, prostitución

No ha sido el primero en hacerlo y ojalá no sea el último. Un periódico, El País, ha dejado de publicar anuncios de contactos en sus páginas y asegura que no volverá a hacerlo. Dicen que lo hacen por coherencia editorial y porque sus lectores se lo han pedido. Más vale tarde que nunca. Hace ya muchos años que otros medios decidieron hacer lo mismo. Incluso algunos nacieron ya sin este tipo de anuncios en sus páginas.

El negocio es lucrativo al máximo. En cifras redondas, El País obtenía en una edición diaria más de 3.600 euros de beneficios gracias a los 400 anuncios de relax, línea erótica o masajes. Al mes, recaudaba más de 112.000 euros por sus dos páginas de ofertas de prostitución. En la edición dominical, los ingresos crecían en un 30%.

Si echamos la vista atrás, al 2007 concretamente, vemos un acuerdo entre todas las formaciones políticas para acabar con este tipo de anuncios. Y como las hemerotecas están para rebuscar en ellas nos encontramos con frases del entonces presidente del gobierno, Rodriguez Zapatero, en las que se afirmaba que ‘mientras sigan existiendo anuncios de contactos se estará contribuyendo a la normalización de esta actividad; por ello, estos anuncios deben eliminarse. Los anuncios de publicidad de la prostitución deben eliminarse’.

A la Asociación de Editores de Diarios de España la frase no les hizo nada de gracia y asumiendo que “prohibir este tipo de anuncios vulneraría los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución referidos a las libertades de expresión e información” hicieron caso omiso.

La supresión de los anuncios que publicitan la prostitución es una antigua reivindicación de la FAPE, la Federación de Asociaciones de Periodistas, en cuya consecución sigue luchando, al considerar que es inadmisible que haya medios de comunicación que se beneficien  de este tipo de publicidad que  “convierten a la mujer en mercancía”.

La FAPE, que ha sido pionera en apostar por la supresión de estos anuncios, ha denunciado, a través de diversas resoluciones y declaraciones públicas, que esta anomalía, admitida en la prensa española y que supone una rareza dentro del marco europeo,  trae consigo el deterioro de la imagen de los medios en la sociedad, limita la difusión de la prensa poniendo serias trabas a que ésta se introduzca en las aulas y entorpecen el Periodismo ético.

Sigamos buscando ese tipo de periodismo, el periodismo ético y digno.

Begira

Ayer un amigo me dijo que soy muy pesada con el tema de las mujeres. Muchas veces yo también siento que este blog, que no nació con la intención de ser un espacio reivindicativo de la desigualdad, habla de ella en muchas ocasiones.

El caso es que con el día a día me he hecho cada vez más consciente de asuntos que antes pasaba por alto y, afortunadamente, he aprendido a mirar la vida con las gafas de mujer puestas. Eso ha significado un cambio importante y me ha llevado a descubrir diferencias que nunca hubiera imaginado. Por eso es por lo que, aunque alguien me diga que soy muy pesada con las cosas de las mujeres, seguiré denunciando actos, personas y situaciones que perpetúen la desigualdad.

Hablando de denunciar, Emakunde-Instituto Vasco de la Mujer, ha actualizado y puesto en marcha una aplicación para dispositivos móviles (2.0 para Android y la 2.0 para IOS) con la idea de facilitar la detección, identificación y envío de quejas relacionadas con usos sexistas en los ámbitos de la publicidad y la comunicación a toda la ciudadanía. BEGIRA app es una aplicación gratuita que permite, fácilmente, detectar malas prácticas y enviar quejas sobre posibles usos sexistas en la publicidad y en la comunicación desde cualquier lugar y en el momento que se desee.

A través de la aplicación, se puede describir el anuncio o la noticia y los motivos por los que se considera sexista, adjuntar una imagen de la misma y enviar la queja. La aplicación cuenta, además, con un menú con opciones de idioma, comentarios y documentos y direcciones complementarias. Las quejas recibidas son derivadas a los órganos y entidades correspondientes con recomendaciones basadas en el código y los decálogos de publicidad y comunicación. Además, son utilizadas como base para plantear sesiones de formación y sensibilización ajustadas a esas quejas.

Begira funciona principalmente como un instrumento para la formación, la sensibilización, el asesoramiento y la investigación, pero también como un canal de recogida y tramitación de las quejas de la ciudadanía con relación a los contenidos y mensajes sexistas detectados en los ámbitos de la publicidad y la comunicación.

El mayor número de quejas recibidas el año pasado han ido dirigidas a anuncios e informaciones en las que se consideraba que se producía un refuerzo de los estereotipos y roles de género, así como que se presentaba un único modelo de belleza asociado a la juventud, delgadez y perfección corporal. En el ámbito de la comunicación, otro motivo de queja destacado ha ido dirigido al tratamiento informativo de noticias sobre violencia contra las mujeres.

Ya tenemos otra herramienta con la que trabajar por la igualdad y contra la discriminación y el sexismo.

www.begoberistain.com

 

El pozo de la corrupción

Que el fútbol y su entorno no se libran de actitudes y acciones corruptas no es nuevo. Creo que a casi nadie habrá sorprendido la detención del presidente de la Federación Española de Fútbol y otra decena de personas en el marco de una operación que ha vuelto a poner a la corrupción sobre la mesa. Si es que alguna vez dejó de estarlo, claro.

Los delitos por los que han sido detenidos son administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares, falsedad documental y posible alzamiento de bienes, todo ello en relación con la organización de partidos internacionales. Vamos, nada de “fair play” o juego limpio.

Lo que me sorprende es que muchas reacciones se han centrado en atacar la figura de Villar (no sin razón) por su forma de decir “fútbol”. Jurgol, fulbol, furbol, lo que ustedes quieran, pero por lo que hay que juzgarle es por la utilización de una federación deportiva para su propio beneficio.

Me da que nos estamos acostumbrando a los y las corruptas, a que quien ostenta cierto poder se lucre por ello, a que mientan, roben y hagan sus negocietes mientras los demás nos ponemos nerviosos si nos saltamos un IVA.

En el último informe sobre el índice de percepción de la corrupción realizado por Transparencia Internacional, España caía a su peor clasificación de la historia al colocarse en el puesto 41 de 176 países. Los autores del informe constataban que hemos alcanzado el récord histórico de corrupción comparativamente. “Estamos entrando en un pelotón de países que se han acercado peligrosamente a la corrupción sistémica muy recientemente, como Georgia o la República Checa”, decían.

Corrupción sistémica, todo un sistema podrido, una democracia amenazada, la punta del iceberg. Y todo ello bajo una sensación de impunidad que mina la legitimidad de cualquier institución.

La corrupción que nos invade es como el cáncer. Si no se toman medidas para prevenirla o no se la extirpa de raíz, el sistema se destruye. Miedo da saber que a muchos corruptos los avalamos con nuestros votos o los jaleamos en los estadios.

www.begoberistain.com 

Úteros cedidos

Suena raro que de repente un medio de comunicación encargue una encuesta en la que, entre alguna otra cosa, se pregunta por la gestación subrogada y que ese mismo medio haga públicos los datos y los traslade a su audiencia prácticamente en todos sus boletines informativos. Es más, busca reacciones en las distintas formaciones políticas cuyos portavoces apuntan a la necesidad de revisar sus posiciones en torno a este asunto.

O yo estoy muy “mediatizada” por cómo se trabaja en los medios y cómo se afrontan las informaciones para generar una u otra opinión o algo huele raro en todo esto. Huele a generar tendencia y opinión dirigida.

Los datos de la encuesta dicen:

“La mayoría de los españoles se muestra favorable a la maternidad subrogada y más del 70% quiere que se apruebe una ley que la regule, según los resultados de el Observatorio de My Word . Los ciudadanos apoyan con mayor claridad la maternidad subrogada para parejas heterosexuales que no pueden tener hijos. Los que rechazan los también llamados vientres de alquiler lo hacen fundamentalmente porque supone una mercantilización del cuerpo de la mujer. 

Más de la mitad de los encuestados, el 57% se muestra favorable a la maternidad subrogadaEl Observatorio preguntaba textualmente por el grado de aceptación de esta práctica entendida como la ayuda de una mujer a una persona o pareja a tener un hijo, aceptando que se le transfiera a su útero un óvulo previamente fecundado, gestación a término, dar a luz y renunciar a su filiación materna. El 56’9% declaró que la aprobaba mucho o bastante; el 32,4% lo aprueba poco o nada y un 10% no se pronuncia”.

El enfoque de la encuesta es tendencioso. Se utiliza el término “ayudar”, palabra ante la que nunca nos sentimos indiferentes y se muestra el acto como algo absolutamente aséptico, como que nada tuviera que ver con contratar a una mujer, su útero, para que geste un hijo al que nunca podrá referirse como tal.

Sí, yo también soy de las que opino que estamos ante una nueva forma de mercantilizar el cuerpo de la mujer. Por mucho que se regule, siempre serán las mujeres más necesitadas las que se vean obligadas a alquilar su útero.

Acabo de leer un informe sobre la donanción de óvulos. Una de las pruebas que hay que superar para poder ser donante es precisamente un análisis psicológico. Quienes trabajan es esto quieren saber de antemano que vas a poder soportar el saber que en el mundo hay un niño o una niña que ha nacido gracias a tus óvulos.

Supongo que si llega a regularse la gestación subrogada en España, se contemplará también el estudio psicológico de quien da el paso y presta su útero. No sería la primera ni la última que después de haberse sometido a todo el proceso decidiese que el bebé es suyo y solo suyo. Salvo que la imperiosa necesidad de dinero haga que ese instinto se anule.

Lo que vemos es que se quiere generar un estado de opinión favorable a la gestación subrogada que ya ha sido cuestionado por grupos como Juezas/ces para la Democracia. Han respondido a la encuesta antes mencionada con una pregunta: ¿Quienes la apoyan cederían su útero si fuera posible?Serían los de las mujeres pobres, como siempre.

Hay debate.

 

Cosas de chicos

Busca nueve minutos para ver este corto. Se titula “Cosas de chicos” y lo protagonizan los actores Daniel Brotóns, Ignacio Montes y Raúl de la Torre.  Durante ese tiempo, los tres se ponen en la piel de cientos de mujeres. Con humor desarrollan situaciones cotidianas narradas por tres hombres, escenas en las que parece que no pasa nada, cuando está pasando todo.

El corto se ha difundido a través de Infomix, la televisión online que potencia el talento joven audiovisual. Luchan así contra el machismo, las diferencias laborales, las dificultades de la maternidad, el sexismo… Todo ello con una sorpresa final al ritmo de la popular canción de “Despacito”. Con una original letra compuesta por Aldara Filgueiras y titulada ‘Mi gatito’.

Se manejan conceptos que las mujeres conocemos muy bien como el de la “capa de niebla” que es ese momento en el que te conviertes en invisible o el de las “maduritas interesantes”, ironizando sobre ese momento en el que a ellos les convierten en ejecutivos de cuentas y a ellas les relegan a lo administrativo.

Lo mejor es verlo. Es divertido, que no se trata de estar todo el día enfadadas por estas cosas. Tengo un amigo que dice que “si siempre vas a cara de perro se te queda cara de perro” y no es cuestión.  Con humor se puede combatir todo y se pueden decir muchas verdades que son cuestionadas de otra manera.

Solo nueve minutos para ponerse en los zapatos de ellas. Una buena manera de empezar la semana, con sonrisa feminista. No os perdáis la canción final y pensad en la respuesta.

Aquí lo tenéis.

 www.begoberistain.com