La testosterona de Ross

A las mil y una razones por las que en algunas empresas no se contratan mujeres, el rapero Rick Ross ha añadido una más:  “me terminaría follando a una rapera”. Y se queda tan fresco.

En su sello, Maybach Music Group, no se ficha a mujeres. Rick Ross,  conocido últimamente sobre todo por ‘Purple Lamborghini’, su colaboración con Skrillex para la taquillera ‘Escuadrón suicida’, que acumula más de 130 millones de reproducciones en Spotify y que además suma cerca de 20 millones de seguidores en las redes sociales, no quiere tener mujeres a su alrededor porque “jodería el negocio”. Y añade:  “Tengo que ser honesto, si la rapera está buena, y me gasto un montón de pasta en sus sesiones de fotos, por lo menos un par de veces me la tengo que follar”. Es decir, no esta comprando su fuerza de trabajo sino que está comprando un cuerpo con el que hacer lo que le de la real gana, que para eso le paga.

No es la primera vez que esta “estrella” habla en esos términos. En 2013 ya recibió críticas por la publicación de una canción ‘U.O.E.N.O’, que incluía la frase “mete éxtasis en en su champán, y que ni se entere, me la llevo a casa y me la disfruto, y que ni se entere”. Cerca de 1.300 personas llegaron a firmar una campaña de Change para que Ross se disculpara por “glorificar la violación”, algo que Ross hizo a su manera, explicando que se trataba de un “malentendido” porque la canción no menciona la palabra “violación”.

Lo que asusta de todo esto, además de que en 2017 haya personajes que no han conseguido salir de las cavernas, son esos más de 20 millones de seguidores que veneran a un individuo que no contrata a mujeres porque no tiene otra opción que utilizarlas como instrumentos sexuales.

Por desgracia habrá quien le ria la “gracia”.

www.begoberistain.com