¿Filete al 85%?

Filete al 85%

Algo parecido pensó mi amigo Patxi al leer, con gran esfuerzo y ataviado de sus gafas, la minúscula letra de la etiqueta de lo que en la foto aparece como filete de añojo y que, a la fin de la postre, no es más que un preparado cárnico y encima, salmuerizado, donde entre sus ingredientes (tiene bemoles la cuestión) la carne sólo es el 85%.

Y yo me pregunto, ¿para qué puñetas hacen estas cosas las grandes empresas cárnicas? y mis asesores del ramo, me susurran al oido, que con dichos preparados cárnicos, reutilizan la carne no comercializada por las vías ordinarias, que además, le añaden toda serie de “condimentos” como agua, sal, proteína de soja, proteína de leche, azúcar, aromas, estabilizantes y antioxidantes para así alargar su vida comercial, osea estirar hasta el infinito su caducidad y , de paso, evitar la indicación del origen de dicha carne que, en caso de ser un verdadero filete “a secas”, tuviese tenido que indicar.

Osea, un negocio redondo para la cárnica y un fracaso al 85% para el consumidor que, dicho sea de paso, me pregunto yo ¿a dónde puñetas estaría mirando mi amigo cuando echó la mano al congelador?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *