¡Sólo quería hacer pis!

Este fin de semana, estando de viaje por carretera, paramos en una típica área de descanso. Esperando en la cola del baño de chicas (el de hombres siempre vacío!!), se acercó un chico con un bebé en brazos y un pañal en la mano.  Buscaba el espacio que en estos lugares convenientemente siempre existe, para cambiar los pañales a los bebés. Tenían que haber visto su cara de perplejidad cuando se dio cuenta de que dicho espacio estaba dentro del baño para Mujeres… Miraba, miraba y no daba crédito. Era el vivo retrato de una gran interrogación preguntándose: qué hago???.

Era comprensible! Cómo atravesar aquella barrera de mujeres esperando en una interminable cola y sumergirse en ese terreno tan personal como era dicho lugar! No sabía qué hacer, miró el pañal,  miró al bebé y nos miró a nosotras. Atónito y fruto de su propia timidez,  se dio media vuelta. Pensé que no le quedaría otro remedio que cambiar al bebé en el coche.

Cuando después de un rato salí del baño, vi a una mujer cambiando un bebé que
reconocí como el que hacia un rato llevaba aquel hombre en los brazos!!!! Sólo había lugar para una reflexión: por qué los lugares para cambiar a los bebés no están pensados para que puedan ser utilizados por los papás y mamás indistintamente?

Es indudable que cada vez más papás quieren y tienen el derecho a hacerlo. Cada vez más padres reclaman justamente la custodia compartida, por lo que asumen que son capaces y quieren claramente hacerse cargo en todos los sentidos, del cuidado de sus hijas e hijos: adaptemos por tanto la vida cotidiana a esta nueva realidad. Y es que este pequeño “incidente” no es sino un ejemplo más de micromachismo y cómo se perpetúa el rol de la Mujer como cuidadora de la prole y encargada del ámbito doméstico….

Sí, no crean que es el único ejemplo de lo cotidiano a este respecto.  Si se fijan, seguro que a partir de ahora lo harán, cuando en los lugares públicos no hay espacio para cumpliendo la Ley, hacer baños para  mujeres, hombres  y personas discapacitadas, este último siempre se incorpora al de mujeres…. Desde luego nadie se lo toma a mal. El otro día en un lugar público también oí preguntar: “dónde está el baño de mujeres?” y alguien contestó con toda naturalidad: “donde está el de personas discapacitadas..: es que las chicas necesitan más espacio” !!!!!. Asombrosa deducción! Cuando discretamente les conté esta teoría que ahora comparto a través de este blog, todas me dieron la razón: “pues es verdad, nunca nos lo habíamos planteado así“,  fue la respuesta unánime!

Ya ven, se perciben estos temas como algo natural, porque evidentemente natural es que las Mujeres nos encarguemos también de las personas mayores y las personas discapacitadas de la familia. La “normalidad” con que esto se asume, es pasmosa…

Denunciemos pues estos pequeños detalles “sin importancia” que nos confirman y relegan a roles que no se adecuan a la capacidad y deseos de las Mujeres actuales…. Simplemente es así, así se hacen las cosas y así se dan por hechas… y lo que es peor, así serán si no rompemos este círculo vicioso que genera Desigualdad de forma continua y solapada…. Aboguemos por la Co-Responsabilidad en todas las tareas, trabajos y roles que nos toque desarrollar… pero por favor, pongan facilidades aquellas y aquellos que tienen la responsabilidad de hacerlo… Yo por si acaso he empezado a ir a lugares donde no me sienta discriminada hasta por hacer pis….