El poder de las Mujeres

A menudo se nos acusa a las feministas de estar continuamente contando el número de mujeres que aparecen en las fotos o en las noticias referentes al mundo de la política o entornos económicos. Me pregunto cómo sería posible no hacerlo, y sobre todo me pegunto que si no lo hacemos nosotras, ¿quién lo va a hacer? Este afán, que sólo pretende visibilizar, o mejor dicho, denunciar la invisibilización de las mujeres en los ámbitos de poder y toma de decisiones, nos está dando mucho trabajo últimamente, en todas partes.

Evidentemente, esto viene a colación del recién nombrado Gobierno griego, donde ninguna mujer “ha tenido el honor” de formar parte del mismo. Hace unos meses, ya denunciaba en este mismo medio con mi post: “Mujeres en Política, ¿quién dijo miedo?”, la paupérrima situación de las mujeres en el ámbito político. Pero no me resisto a seguir lanzando nuevas cifras. Así en Europa, el 72% de las personas que constituyen los gobiernos son hombres: España 62%, Noruega y Suecia cumplen la paridad con un 50% y en Finlandia por el contrario, los hombres son el 41%. Es curioso, los países más avanzados tienen muchas mujeres en sus gobiernos. Grecia sin embargo, se lleva el puesto de honor con el 100% de hombres en el suyo recién estrenado. No se crean, antes del  triunfo de Syriza, también estaba en el top con un 95% de hombres (había una mujer en el gobierno anterior).

Sypraas 2

Una puede creer en determinados proyectos políticos, porque representan un cambio en un momento en el que hay que hacer frente a la austeridad dictada por los que más tienen (y quieren tener más),  a los recortes, a la pobreza y al desempleo, y también porque muestran el triunfo de que es posible converger si se quiere ganar, y sobre todo, porque representa una ideología de izquierdas que hace frente al  avance galopante de las políticas neoliberales que están arrasando con los derechos de las personas. Todo esto es legítimo,engancha, seduce… hasta que nos encontramos con los derechos de las mujeres. Hablar de izquierda y feminismo es en sí mismo complejo, porque nunca se han llevado bien. A lo largo de toda la Historia, para la izquierda siempre ha habido “cosas más importantes” y por supuesto más urgentes que las reivindicaciones de las mujeres. Nunca es el momento. Contaba Robin Morgan, activista feminista y escritora, que cuando las mujeres se incorporaron a los movimientos de los sesenta de la denominada Nueva Izquierda, a la hora de participar en las supuestas reuniones revolucionarias para cambiar el viejo orden (¿les suena?), al final acababan “pasando a máquina los discursos de los varones y haciendo café, pero no política…”

Algo han cambiado las cosas, por supuesto, pero quizás no lo suficiente si en la Europa del siglo XXI siguen pasando cosas como en Grecia, donde una coalición de izquierdas se hace con el poder y se deja a las mujeres fuera del ámbito político de primera línea, sin que a Tsipras y sus acólitos se les mueva un pelo. No es una fijación por contar, es que la ausencia de mujeres en los espacios de poder, pone en cuestión  tal y como dice Rosa Cobo  “la legitimidad de la Democracia”.

revolucion-sera-feminista (1)

La paridad de género (más allá del trasnochado y simple denominado “equilibrio de género”) debe ser una conquista de justicia social para las mujeres, pero además, debe servir para corregir las relaciones asimétricas de poder entre ellas y los hombres. No es una medida coyuntural, es una herramienta política que debe tener como finalidad acabar con el sistema patriarcal que sustenta la ya sempiterna desigualdad. No es democrático que la mitad de la población sea relegada sin ningún tipo de argumento, al menos válido, a estas alturas. Pero es de recibo que la izquierda, aquí y en el resto del mundo, deje de mirarse el ombligo y rinda cuentas ante las mujeres. Es su asignatura pendiente y nos lo debe. Y si no nos entienden cuando afirmamos que “la Democracia será Feminista o no será”, nosotras se lo explicamos, porque tener, lo tenemos muy clarito. También la Revolución!

Marcela Lagarde: madresposas, monjas, putas, presas y locas!

La gran Marcela Lagarde dice:“Para las feministas, cada mujer es la causa del feminismo. Cada mujer tiene el derecho autoproclamado a tener derechos, recursos y condiciones para desarrollarse y vivir en democracia. Cada mujer tiene derecho a vivir en libertad y a gozar de la vida”. Algo tan sencillo y tan simple pero que cuesta tanto conseguir. Me ha gustado siempre la relación entre Feminismo y Democracia porque sin esta última el Feminismo no sería posible, pero a la inversa tampoco. Por eso, creo sinceramente en el lema cada vez más extendido, la Democracia será feminista, o no será!

Hoy escribo este post sobre Marcela Lagarde, una gran defensora de Democracia y Feminismo como forma de vivir. También le hemos dedicado nuestro espacio “No somos recién llegadas” de la Galería de Radio Euskadi. Es una mujer conocida en los entornos feministas, pero fuera de ellos no tiene el reconocimiento que se merece.

Nació en 1948, en México, un año importante además de por su nacimiento porque ocurrieron hechos históricos de gran importancia: pocos días antes de su nacimiento, en Nueva York la ONU decretó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se habían celebrado los Juegos Olímpicos en Londres y fue el año en el cual Gandhi fue asesinado, apenas seis meses después de que India se hubiera independizado del Imperio Británico.

Es catedrática de Antropología en la Universidad Nacional Autónoma de México, pero sobre todo, feminista. A ella le gusta denominarse “feminista utópica”, y como mujer comprometida, ha participado activamente en política. Desde muy joven perteneció al Partido Comunista y entre 2003 y 2006 fue diputada independiente por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Congreso Federal de México.

Siendo diputada impulsó la Ley General de Acceso para las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, fundamental porque tenía en cuenta todos los tipos de violencia de género. Promovió la tipificación del delito de feminicidio (término que ella misma había creado) a raíz de los asesinatos masivos en México y sobre todo en Ciudad Juárez. El documental Silencio en Juarez, emitido por Discovery Channel, en 2012 nos acerca a esa cruel realidad que ha llevado al asesinato de casi 11.000 mujeres sólo en esa ciudad mejicana en seis años. En todo el estado mexicano se calcula que son asesinadas 6 mujeres al día:

Imagen de previsualización de YouTube

Admirable, llegó a declarar en una entrevista que concedió a El País en noviembre de 2012 a Andrés García de la Riva: “[Enlace roto.] denunciando la intervención de la Iglesia contra los derechos de las mujeres y eliminado el derecho al aborto que tanto tiempo nos ha costado conseguir y por el que hoy, lamentablemente, seguimos luchando…

Pero si algo nos ha regalado Marcela Lagarde es el maravilloso término de la SORORIDAD. Uno de sus planteamientos fundamentales ha sido destacar, frente al concepto-lema de fraternidad proveniente de la Revolución Francesa, la Sororidad, que significa el reconocimiento y la unidad de las mujeres en su actuación pública. Ella lo explica mejor que yo en este encuentro en Fuenlabrada el año pasado:

Imagen de previsualización de YouTube

Autora de más de 100 artículos y de varios libros en materia de género entre los que destacan Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas escrito en 1990 y que se ha convertido en uno de sus obras más conocidos. . Ella misma nos cuenta como fue fruto de una investigación:

Imagen de previsualización de YouTube

El año pasado publicó El feminismo en mi vida. Hitos, claves y utopías: “un recorrido por la república feminista: un viaje por sus ideas, obsesiones y anhelos”. Tengo que decir que me apasiona el término “república feminista”. La verdad es que Marcela no deja de sorprendernos con términos que amplían y profundizan en  la teoría feminista y sobre todo, nos inspiran para seguir construyendo una sociedad más justa.

En la actualidad preside la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres. Enseña en instituciones académicas y agrupaciones civiles, y colabora con asociaciones de mujeres en España y Latinoamérica. Gran Mujer!

Me es casi imposible despedir este post habiendo hablado de México sin incluir en el mismo a la también mejicana de adopción Chavela Vargas que en una de sus canciones, Noches de boda, dice “que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena…”, porque si algo no le ha faltado a Marcela Lagarde, es eso, valentía. No nos faltes…

Imagen de previsualización de YouTube

Hedy Lamarr: Inventora del Wi-Fi

“Es fácil ser glamurosa. Lo único que tienes que hacer es quedarte quieta y parecer estúpida”

Estas son las interesantes palabras que Hedy Lamarr nos regalaba allá por los años cuarenta. Y es que ella además de actriz, fue una superdotada en inteligencia, un “detalle” vital que poca gente sabe. Así que par celebrar los 100 años de su nacimiento quiero homenajearla aquí en X Ser Mujer y en el espacio radiofónico “No somos recién llegadas”, (clicka para escuchar el programa) de La Galería de Radio Euskadi.

Si tuviera que definirla con algún adjetivo, diría que esta rutilante estrella fue provocadora y extremadamente inteligente. Nada más y nada menos! La austriaca Heddy Lamarr nació un año antes de que empezara la I Guerra Mundial en Viena, es decir en el corazón del imperio austrohúngaro donde se iniciaron las hostilidades que provocaron la Gran Guerra.

Cuando era pequeña fue considerada por sus maestros como superdotada y pronto empezó sus estudios de ingeniería. Pero se sintió atraída por el teatro y se marchó a Berlín donde se hizo conocida por protagonizar un desnudo e interpretar el primer  orgasmo en pantalla. Fue en la película muda Éxtasis.

Imagen de previsualización de YouTube

Fue entonces cuando un magnate armamentista, que vendía armas a Hitler y Mussolini, atraído por su belleza se las ingenió para arreglar con sus padres un matrimonio de conveniencia en contra de su voluntad. Su matrimonio fue un calvario, de hecho ella misma calificó esa época como de auténtica esclavitud. Su marido quiso comprar todas las copias de la película en la que ella aparecía desnuda para destruirlas, afortunadamente no lo consiguió, pero ella tuvo que abandonar su carrera cinematográfica por culpa de los celos patológicos de su marido. Según ella misma contaba, no podía hacer nada que no fuera con él y que sólo podía bañarse o desnudarse cuando su marido estaba a su lado, acechándola. Cuando se iba de casa muchas veces la ataba al pie de la cama como si fuera un animal.

Aunque aprovechó su aislamiento para continuar sus estudios de ingeniería, su verdadero objetivo era huir de su maltratador y finalmente pudo escaparse, dicen que seduciendo a su doncella, y huyó a París. Allí conoció a Luis B. Mayer el gran magnate de la Metro Goldwyn Mayer. Así que protegida por él, vendió sus joyas y se fugó a EEUU instalándose en el Hollywood dorado de los años 40: aquellos maravillosos años en los que el género musical estaba en pleno apogeo. Uno de las muchísimas y maravillosas películas musicales que se realizaron entonces fue Ziegfeld Girl, protagonizado por ella, por Hedy Lamarr.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero no todo fue felicidad en aquellos dorados 40 ya que todo se truncó con la irrupción de la II Guerra Mundial, durante la cual ella, con su título de Ingeniera de Telecomunicaciones, seguía inventando y junto con el compositor George Antheil, ideó un sistema de detección de los torpedos teledirigidos utilizados en la contienda. Hedy odiaba profundamente a los nazis, y ofreció su invento al Gobierno de los EEUU, en su lucha contra los mismos.

Y es que inventar era la verdadera vocación de Hedy Lamarr. Dicen las crónicas de la época que “ Si de día se colocaba un enjoyado penacho de plumas de pavo real en Las chicas de Ziegfeld, aquel musical que se anunciaba con “100 mujeres bellas”, al llegar a casa se sentaba ante una mesa de trabajo y concretaba el sistema de guiado de misiles. “Odiaba las fiestas, no bebía. Su principal hobby era inventar”. Sin embargo su belleza se impuso a su inteligencia, y nunca entendería por qué los hombres admiraban más su belleza que su talento, pero el caso es que fue considerada “la mujer más bella del mundo”. Quién no recuerda a la maravillosa Dalila interpretada por Hedy Lamarr cortando el pelo a Sansón en Sansón y Dalila? Pero sin embargo, ha sido invisibilizada a lo largo de los años fuera de su faceta de actriz.

Imagen de previsualización de YouTube

Y a ella le debemos, no obstante, uno de los inventos más importantes de los últimos tiempos: fue la primera persona en concebir la versión del espectro ensanchado que muchos años después daría lugar a las comunicaciones inalámbricas de los teléfonos móviles, los sistemas GPS y la tecnología wifi que hoy disfrutamos. Pero apenas se ha reconocido su trabajo en este sentido porque además, mientras fue actriz, su faceta de inventora se mantuvo en secreto para no estropear su imagen en aquel Hollywood denominado “La fábrica de sueños” donde era más importante la belleza que la inteligencia. Además, no cobró ni un dólar por la patente de todos sus inventos de los que luego muchos otros sacaron mucho partido… y mucho dinero…

Casi al final de su vida recibió varios premios en reconocimiento a su labor científica, entre ellos en 1998 el Premio Pionero por su contribución fundamental en el desarrollo de las comunicaciones basadas en ordenadores. Ella rehusó a ir a recogerlo.

Murió dos años después mientras dormía: nació apenas empezado el siglo y murió con él, cuando tenía 87 años. En su honor el 9 de noviembre, día de su nacimiento, se celebra el Día del Inventor. Pienso que sobre todo y sobre todo en su honor,  debiera ser el día también de las inventoras… alguien tendría que haber cambiado el nombre hace tiempo!

Fue estrella de cine y estrella de las telecomunicaciones y aunque ella siempre luchó porque se le reconocieran ambas facetas, no lo tuvo fácil…Fue una inventora en toda regla al mismo tiempo que interpretó más de 30 películas. Dicen que siempre se arrepintió de haber rechazado el papel de Scarlatta en “Lo que el viento se llevó” y el que interpretó la bella Ingrid Bergman en “Casablanca”. Hoy es difícil entender esas películas sin ellas, pero tal y como dice la canción mítica de “Casablanca”, As time goes by: “Las cosas fundamentales adquieren valor a medida que pasa el tiempo”… ninguna frase mejor para despedirnos de la increíble Hedy Lamarr.

Imagen de previsualización de YouTube

Con las tetas al aire!

Femen

Bravo, Bravo y tres veces Bravo por las FEMEN!.Una acción como la ocurrida hoy en el Parlamento español es netamente necesaria, transgresora y sobre todo, tiene una repercusión mediática que cuántas campañas de marketing soportadas por miles de euros, quisieran para sí mismas. Y esto en el caso del aborto a punto de salir la Ley de Gallardón, es más que necesario por su eco, no sólo en el estado sino también por su repercusión en todo el mundo, para que quede patente que vamos a estar en la ley del aborto al nivel de los países más ultracatólicos, no respetando en absoluto los derechos de las mujeres que son inexcusablemente sagrados para nosotras.

 No puedo dejar de mostrar mi admiración por este movimiento y estas mujeres que, utilizando un símil operístico, se han mostrado más que Bravas.

Y es más, que lo hayan hecho interrumpiendo al impresentable de Gallardón me reporta tantas sonrisas y tanto bienestar, que viendo de nuevo las imágenes no puedo dejar de congratularme por la cara tanto del presidente del Parlamento, que las mira con gestos condescendientes auténticamente machistas, como la reacción del ministro de “injusticia” cuando ve que además de ser mujeres, salir con las tetas al aire, y reivindicar el aborto, oye con sus “santos oídos” que al aborto lo ponen al lado de la palabra sagrado. Al ministro, he creído entrever, le ha faltado por unos segundos la respiración. Hasta los micrófonos que se creían apagados lo han recogido: ¿aborto sagrado? Su cerebro no asimilaba estas dos palabras en la misma frase. Sólo le ha faltado decir a grito pelado: Anatema!

Creo que muchos de los presentes se han quedado con las ganas de decir “a la hoguera”. Qué nostalgia de aquellos tiempos de la Inquisición!. Aunque no se crean, disfrazada de otra manera, creo sinceramente que sigue funcionando.

Estas mujeres tan valientes (ya quisiera yo serlo!) han sido detenidas, cuando otros actos que han interrumpido la sesión parlamentaria anteriormente, sólo fueron sancionados. Y la derechona se escandaliza, además de por la interrupción en la celebración de lo que se considera la expresión máxima de la democracia (será por cierto “su” democracia), por cómo es posible que parte de la izquierda haya aplaudido la protesta de Femen. Me gustaría pensar que es imposible una mayor demostración de falta de democracia y sobre todo de respeto a las mujeres. Pero me temo que va a seguir siendo más que posible.

Ya sé que las han mirado como las locas feministas de siempre, incluso he llegado a oír en un canal de televisión que “son unas cochinas” (ya ven como en el recreo del cole). Por qué? Por enseñar las tetas? Por utilizar su cuerpo como arma de protesta en vez de como objeto de deseo? Hay algo mejor que desmitificar las tetas que éso?

Porque la clave está en cómo nosotras utilicemos nuestro cuerpo y no cómo ellos quieren que lo hagamos. Por eso las Femen son grandes. Y los parlamentarios, ministros y demás personal que han sido testigos de esta protesta hoy y las miraban con “asco y compasión” me dan pena. No se han dado cuenta de que esto no hay quien lo pare… enseñando y gritando dónde y cómo nos dé la gana para defender nuestros derechos. Sin tregua!