#8 de Marzo. Los privilegios de los hombres

Hace unos días escribía a propósito del Día Internacional de las Mujeres sobre la Violencia de Género, sus consecuencias y sobre todo, lo que desde mi punto de vista queda por hacer para acabar con esta execrable lacra que sufren millones de mujeres en el mundo, cada día, cada hora, cada minuto…

Enlace permanente de imagen incrustada

#8 de Marzo

Hoy #8 de Marzo es un día reivindicativo sí, un día para visibilizar las grandes desigualdades que existen todavía entre mujeres y hombres con cifras y con datos, pero sobre todo, para repensar qué se está haciendo realmente y para preguntarnos a quién, además de a las mujeres, les importa la Igualdad. Yo, cuando me lo cuestiono, llego a la tremenda conclusión de que importa poco y como causa de ello se frenan continuamente los avances conseguidos después de más de un siglo de lucha feminista. Como consecuencia de esa falta de interés y compromiso real, la Igualdad pasa a siempre a estar en los últimos puestos de la agenda política. Es ese carácter cíclico y perentorio que tienen las Políticas de Igualdad, que dependen de quién esté en el poder y de que las personas que estén tengan una gran capacidad de persuasión para hacer que la agenda cambie. Así, siempre nos encontramos con la eterna justificación de que hay cosas más importantes que solucionar: la crisis, el desempleo, la exclusión social, el cambio político… La cuestión es que en la base de todos esos problemas está la propia desigualdad de género y que la solución debe pasar por una implementación de las políticas de Igualdad a todos los niveles. Mientras no se afronte desde esta perspectiva de género, no se solucionarán y lo que es peor, se seguirán replicando continuamente. Por eso la Igualdad de Género debe estar  en la base de todas las Políticas, porque es Política en sí misma.

¿Qué puede hacer la UE?

Con este convencimiento he acudido esta semana a una interesantísima Jornada de trabajo en Bruselas The Fight for Gender Equality and Against Gender-Based Violence: European Perspectives 2015, (La Lucha por la Igualdad y contra la Violencia de Género: Perspectivas Europeas en 2015), organizada por el Grupo de los Verdes en el Parlamento Europeo. Se dijeron muchas cosas y se lanzaron muchos datos que aunque ya sabidos, nos resistimos a dejar de repetir. Algunos de ellos:

  • La crisis se está cebando con las Mujeres: El número de mujeres desempleadas es mayor que el de los hombres (en Febrero en el Estado español la Tasa de paro es superior en dos puntos a la de los hombres y hay 276.000 mujeres más que hombres sin empleo).
  • 1 de cada 3 mujeres han sufrido algún tipo de agresión sexual en la Unión Europea. En Euskadi en 2014, más de 5.000 denunciaron haber sido agredidas).
  • Si se alcanzase la Igualdad en el mercado laboral, el PIB se incrementaría en Europa un 30% de media (32% en Estado español).
  • Si se contabilizase el trabajo doméstico y de cuidados no remunerado de las mujeres, este equivaldría al 27,4% del PIB *.
  • Las Mujeres dedican diariamente más del doble de horas al cuidado del hogar y de dependientes que los hombres (1:50 ellos y 4:04 ellas)*.

Sin embargo, y a pesar de estos y otros muchos datos más que confirman que la Igualdad de Género sólo aporta beneficios para toda la sociedad, los frenos son inmensos. Así, y a modo de ejemplo, en la Unión Europea acaba de ser paralizada la Directiva por la que se ampliaban los permisos de maternidad y paternidad, parece ser que “por salir muy caros”. ¿Sólo por eso?. Y por poner otro ejemplo, a una pregunta que realicé en dicho Foro sobre si la UE podría hacer algo para frenar los ratios de desempleo voraz que atenazan la vida de las mujeres y las aboca a la pobreza presente y futura, la respuesta fue demasiado política y frustrante: “estamos en ello”.

LLeno PE

Los privilegios no reconocidos

Lo que está detrás de la Desigualdad de Género es la incapacidad de reconocer que los varones parten de una situación de privilegio y que admitirlo supone dejar sitio a las mujeres para ocupar el espacio que les corresponde en todas las áreas de la vida: la política, la social, la laboral y la personal. Ese sería un buen principio pero me resisto a llamarlo simplemente generosidad. En un día como este 8 de Marzo, reivindico el derecho a ocupar ese espacio a sabiendas de que ello se traduce sistemáticamente en estar continuamente cuestionadas y observadas, requiriendo además, un sobre esfuerzo pocas veces reconocido. Por contra, hasta tenemos que oír que muchas ocupan un lugar que “se les ha regalado” simplemente por ser mujer. No cabe más injusticia, más desconocimiento y más ignorancia que lo que esa frase encierra. La cuestión es, cuántos espacios y oportunidades se nos han robado por serlo. Mientras, seguimos trabajando por conseguirlo, para que haya más mujeres en los ámbitos de poder que defiendan nuestros intereses y sobre todo, para que el patriarcado y los que se instalan en él, desaparezcan. Trabajo arduo, pero convencidas de que aunque todos esos beneficios que la Igualdad entre Mujeres y Hombres son una realidad, aspiramos a que se conviertan en hechos efectivos sin posibilidad de involución… Nuestro lema mientras tanto, “insistir, insistir e insistir” ( y me temo que también resistir). 

* Datos de Encuesta Empleo del Tiempo 2009-2010. INE

¿Quién da la cara frente al paro?

A veces me asombro de la capacidad humana para escuchar determinadas noticias sin que se nos mueva un pelo. Escuchar que el 1% de la población mundial acumulará más riqueza que el otro 99% en 2016, suena tan terrible que a mucha gente le dará por pensar que esto es cosa de los países más pobres del planeta. Si fuera así, España puede alardear de estar en el banquillo de honor ya que según un informe de Oxfam, el 1% de la población española concentra más riqueza que el 70% más pobre. España además, está a la cabeza en desigualdad en Europa. Más que banquillo de honor, es cum laude.

Uno de los indicadores que evidentemente inciden en la pobreza de las personas es el nivel de desempleo de los países: en España son 5,5 millones las personas que no tienen trabajo. En Euskadi son 174.100. He escrito las cifras a conciencia. Estoy cansada de los impersonales porcentajes porque, aunque abultados, son perversos: esconden las cifras reales que oculta la terrible realidad de personas con cara, con cuerpo, con ojos… con esos ojos que muchas veces no nos atrevemos a mirar. Nos da miedo… el miedo a reconocer qué poco estamos haciendo por ellas, porque quizás estamos mayoritariamente sumidas en una nebulosa que envuelve la quimera de “las cosas están cambiando” o ” las cosas van a ir mejor”. Mentira.

Y es que las cosas están muy mal… para quien están mal, ¡claro! Mientras paradas y parados de larga duración, sin recursos, sin ingresos, aceptan trabajos precarios donde son explotados, hacen largas colas para obtener una miserable ayuda económica y sobre todo, y lo que es peor, han perdido la esperanza, vas viendo como personas encuentran trabajo sólo por puro y duro clientelismo, no por méritos. Y además, si eres mujer el paro te golpea fuertemente: entre el segundo y último trimestre del 2014 en Euskadi el paro femenino se incrementó en 6.000 mujeres, el masculino en 500. Y ya no importa si tienes formación: al acabar el 2014 había 32.400 mujeres con educación superior en paro, hombres 25.600. Y debo nombrar, porque además formo parte de ese colectivo, a las personas en paro de más de 45 años. Un drama del que apenas se habla: son las y los grandes olvidados, personas a las que se está excluyendo salvajemente en vez de articular fórmulas para revertir su conocimiento en la sociedad.  La doble o triple, ya casi he perdido la cuenta, discriminación es tan apabullante que todavía no me explico cómo no hemos salido a la calle en una marea de no sé qué color y le hemos sacado los colores a los que nos gobiernan.

No me explico cómo con los datos que han salido hoy a la luz sobre el último trimestre del 2014 y que arrojan la bochornosa cifra de 700 personas más en paro en Euskadi, no se le ocurre a ningún responsable político dar la cara, no para darnos porcentajes que para eso ya están los medios de comunicación, sino para decir que se le cae esa misma cara de vergüenza, que pide perdón a la ciudadanía por no ser capaz de erradicar el desempleo ni de frenarlo, y que va a poner en marcha políticas activas de empleo, que se acaban las políticas clientelares de dar empleo con criterios partidistas, que se van a eliminar los coches, los últimos modelos de telefonía para la clase política, los viajes innecesarios, las dietas y las comidas y cenas, cuando hay gente que se muere de hambre… en definitiva, que van a rendir cuentas y si estas no salen, se van a su casita.

Mientras,  las personas que estamos en este vía-crucis personal, estamos hartas  de que nos digan que hay que ser positivas, que no hay que dejarse vencer, o lo que es peor, que hay que emprender. Y la “purita realidad”, ésa que a casi nadie le interesa, es que tenemos suficiente con levantarnos cada mañana, porque no es que nos vayamos a enfrentar al mundo, es que el mundo se nos cae encima como una mochila que te impide pensar, hablar y moverte. Si nos levantamos ya es mucho… y si nos organizamos mucho más: esa es nuestra tarea diaria cuando sentimos que el futuro no existe y que las miradas condescendientes de nuestro alrededor muchas veces nos dan asco y rabia, mucha rabia que por algún lado va a explotar. No tengo la menor duda…

Marcela Lagarde: madresposas, monjas, putas, presas y locas!

La gran Marcela Lagarde dice:“Para las feministas, cada mujer es la causa del feminismo. Cada mujer tiene el derecho autoproclamado a tener derechos, recursos y condiciones para desarrollarse y vivir en democracia. Cada mujer tiene derecho a vivir en libertad y a gozar de la vida”. Algo tan sencillo y tan simple pero que cuesta tanto conseguir. Me ha gustado siempre la relación entre Feminismo y Democracia porque sin esta última el Feminismo no sería posible, pero a la inversa tampoco. Por eso, creo sinceramente en el lema cada vez más extendido, la Democracia será feminista, o no será!

Hoy escribo este post sobre Marcela Lagarde, una gran defensora de Democracia y Feminismo como forma de vivir. También le hemos dedicado nuestro espacio “No somos recién llegadas” de la Galería de Radio Euskadi. Es una mujer conocida en los entornos feministas, pero fuera de ellos no tiene el reconocimiento que se merece.

Nació en 1948, en México, un año importante además de por su nacimiento porque ocurrieron hechos históricos de gran importancia: pocos días antes de su nacimiento, en Nueva York la ONU decretó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se habían celebrado los Juegos Olímpicos en Londres y fue el año en el cual Gandhi fue asesinado, apenas seis meses después de que India se hubiera independizado del Imperio Británico.

Es catedrática de Antropología en la Universidad Nacional Autónoma de México, pero sobre todo, feminista. A ella le gusta denominarse “feminista utópica”, y como mujer comprometida, ha participado activamente en política. Desde muy joven perteneció al Partido Comunista y entre 2003 y 2006 fue diputada independiente por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Congreso Federal de México.

Siendo diputada impulsó la Ley General de Acceso para las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, fundamental porque tenía en cuenta todos los tipos de violencia de género. Promovió la tipificación del delito de feminicidio (término que ella misma había creado) a raíz de los asesinatos masivos en México y sobre todo en Ciudad Juárez. El documental Silencio en Juarez, emitido por Discovery Channel, en 2012 nos acerca a esa cruel realidad que ha llevado al asesinato de casi 11.000 mujeres sólo en esa ciudad mejicana en seis años. En todo el estado mexicano se calcula que son asesinadas 6 mujeres al día:

Admirable, llegó a declarar en una entrevista que concedió a El País en noviembre de 2012 a Andrés García de la Riva: “[Enlace roto.] denunciando la intervención de la Iglesia contra los derechos de las mujeres y eliminado el derecho al aborto que tanto tiempo nos ha costado conseguir y por el que hoy, lamentablemente, seguimos luchando…

Pero si algo nos ha regalado Marcela Lagarde es el maravilloso término de la SORORIDAD. Uno de sus planteamientos fundamentales ha sido destacar, frente al concepto-lema de fraternidad proveniente de la Revolución Francesa, la Sororidad, que significa el reconocimiento y la unidad de las mujeres en su actuación pública. Ella lo explica mejor que yo en este encuentro en Fuenlabrada el año pasado:

Autora de más de 100 artículos y de varios libros en materia de género entre los que destacan Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas escrito en 1990 y que se ha convertido en uno de sus obras más conocidos. . Ella misma nos cuenta como fue fruto de una investigación:

El año pasado publicó El feminismo en mi vida. Hitos, claves y utopías: “un recorrido por la república feminista: un viaje por sus ideas, obsesiones y anhelos”. Tengo que decir que me apasiona el término “república feminista”. La verdad es que Marcela no deja de sorprendernos con términos que amplían y profundizan en  la teoría feminista y sobre todo, nos inspiran para seguir construyendo una sociedad más justa.

En la actualidad preside la Red de Investigadoras por la Vida y la Libertad de las Mujeres. Enseña en instituciones académicas y agrupaciones civiles, y colabora con asociaciones de mujeres en España y Latinoamérica. Gran Mujer!

Me es casi imposible despedir este post habiendo hablado de México sin incluir en el mismo a la también mejicana de adopción Chavela Vargas que en una de sus canciones, Noches de boda, dice “que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena…”, porque si algo no le ha faltado a Marcela Lagarde, es eso, valentía. No nos faltes…

Nina Simone: “La gran Sacerdotisa del Soul”

“Es un nuevo amanecer, es un nuevo día, es una nueva vida para mi… y me siento bien”, cantaba Nina Simone hace ya casi 50 años.

https://www.youtube.com/watch?v=D5Y11hwjMNs

El 21 de abril  se cumplieron  11 años de su muerte, así que la dedico este post y  nuestro espacio radiofónico “No somos recién llegadas” de esta semana en La Galería de Radio Euskadi.

Nina Simone fue cantante, pero también compositora y pianista. Con su voz calificada de tenor se caracterizó por su pasión cuando cantaba jazz, rhythm blues y soul. Se la llegó a llamar la Gran Sacerdotisa del Soul.

Creció rodeada de música. Ella y sus siete hermanos tenían un don innato para la música y todos tocaban algún instrumento sin haber tomado nunca clases. Empezó tocando el órgano tan pronto como pudo sentarse en el banco, a los tres años; a los 6 recibió sus primeras clases de piano y a los diez años dio su primer recital, en la librería de su pueblo. Fue allí donde tuvo su primera toma de contacto con el racismo porque durante aquel recital sus padres fueron desalojados de la primera fila para que sentaran los blancos. Para ella fue traumática y el punto de partida de su compromiso en la lucha por los derechos civiles. Poco después fue rechazada en una escuela de música por ser negra.

Cuando tenía 21 años consiguió un trabajo en Atlantic City, Las Vegas de la costa Oeste. Se llamaba realmente Eunice, pero adoptó su nombre artístico de la actriz francesa Simone Signoret. Poco después grabaría su primer disco del que vendería un millón de ejemplares en EEUU con la versión I love you Porgy.

De esta manera le llegó el éxito y durante diez años publicó muchísimos discos. Entre sus canciones se encuentran algunos furiosos alegatos contra la discriminación racista, ya que fue una activista del Movimiento de los Derechos Civiles, cuya lucha en aquel tiempo lideraba Martin Luther King:

También puso la música a varias bandas sonoras de películas entre ellas, el tema Sinnerman de Simone apareció en la película de Norman Jewison, El caso de  Thomas Crown con Steve Mcqueen y Faye Danoway, pero 31 años después también se incluyó en el remake protagonizado por Pierce Brosnan y René Ruso.

Tras el asesinato de Martin Luther King, abandonó los EEUU hastiada de la segregación racial contra los afroamericanos. Aunque vivió en diferentes países y decía que tenía alma africana, se instaló en Francia, país al que siempre se sintió muy vinculada. Allí grabó con su inconfundible voz  Ne me quitte pas, de Jacques Brel.

Regresó a los Estados Unidos en 1978, cuando era buscada por evasión de impuestos ya que se había negado a pagarlos durante varios años como protesta a la participación de EEUU en la Guerra de Vietnam. Y cuando parecía que había caído en el olvido, una de sus canciones la llevó a la fama porque un prestigioso perfume francés utilizó, para su spot en tv, la canción Baby Just Care for me que había sido editada en uno de sus primeros discos, 30 años antes. Así volvió a la luz pública.

Realizó  conciertos y en  algunos cantó a dúo con su hija Lisa Celeste.  Fue invitada de honor en la fiesta del 80 cumpleaños de Nelson Mandela y recibió numerosos premios a su carrera.

Fue una mujer complicada, muy temperamental y dicen que tan apasionada como arrogante, pero cuando cantaba todo el mundo sucumbía ante su mezcla de susurro, grito y lamento. Murió en Francia a los 70 años mientras dormía: aquel 21 de abril de hace 11 años, Nina Simone no pudo volver a ver amanecer. Hizo una maravillosa versión de Here comes the sun de The Beatles con la que despido este post, porque cada vez que se escucha su voz, es como si el sol saliera de nuevo en nuestras vidas.

https://www.youtube.com/watch?v=xr8ol8ufSRg

Hypatia, la más grande!

“Vestida con el manto de los filósofos, abriéndose paso en medio de la ciudad, explicaba públicamente los escritos de Platón, de Aristóteles, o de cualquier filósofo  a todos los que quisieran escuchar […] Los magistrados solían consultarla en primer lugar para su administración de los asuntos de la ciudad”. Hesiquio el Hebreo, alumno de Hypatia.

El pasado 15 de marzo se cumplieron casi 1600 años de la muerte de Hypatia de Alejandría (370-415): Matemática, Astrónoma y Filósofa, Hypatia (puedes escuchar el espacio radiofónico “No somos recién llegadas”, clickando en su nombre), es considerada la primera mujer científica de la historia. Fue también la última directora de la Biblioteca de Alejandría, en un tiempo en el que las mujeres no tenían acceso al saber. Su nombre significa la más grande y no es exagerado. No por ello ha dejado de ser invisibilizada de muchas maneras: dijeron que fue una alquimista, una fanática neoplatónica, y se llegó a decir que hipnotizaba a sus estudiantes con artes satánicas, es decir que se la consideró una bruja, como a tantas mujeres a lo largo de la historia.

Pese a su gran belleza, Hypatia rechazó casarse, para poder dedicarse íntegramente a cultivar su mente y los historiadores discutieron durante siglos la cuestión de su castidad. Su padre, famoso filósofo y matemático de la época deseaba que su hija fuera “un ser humano perfecto” y recibió una educación científica muy completa, que contrastaba con la gran mayoría de mujeres de su época, las cuales no podían acceder ni al conocimiento ni a la educación, y se ocupaban sólo de las “tareas femeninas”. Realmente excepcional, se cree  que superó el conocimiento de su padre a una edad muy joven.

Hypatia se convirtió en una de las mejores científicas y filósofas de la época. Llegó a simbolizar el conocimiento y la ciencia que los primeros cristianos identificaron con el paganismo. Aquellos eran tiempos difíciles para los paganos, ya que se perseguía a quienes no se convertían al cristianismo, pero ella se negó a traicionar sus ideas y convertirse, por lo que fue acusada de conspiración y ello, le costó la vida.

En aquella época, Alejandría contaba con escuelas diferentes para paganos, judíos y cristianos. Hypatia rompiendo todas las normas de conducta de la época, enseñaba a miembros de todas las religiones que iban desde todos los sitios para asistir a sus lecciones sobre matemáticas, astronomía, filosofía y mecánica. Su casa se convirtió en un centro intelectual, donde se reunían los estudiosos para discutir cuestiones científicas y filosóficas.

Hypatia fue además inventora y diseñó varios instrumentos como por ejemplo, un astrolabio plano, que nos sirve para medir la posición de las estrellas, los planetas y el Sol. También, un aparato para la destilación del agua, un hidroscopio, un hidrómetro y se la supone inventora del aerómetro que se usa para medir las propiedades físicas del aire y otros gases.

Pero no se le perdonó su gran nivel intelectual y fue víctima de la intolerancia religiosa. Así, fue asesinada brutalmente mientras regresaba a casa en su carruaje, la golpearon y arrastraron por toda la ciudad. La desnudaron, y aun con vida, la desollaron con conchas marinas y después de descuartizarla, sus restos fueron paseados, en señal de triunfo, por toda la ciudad, para  más tarde ser quemados. Sus obras fueron destruidas y su nombre olvidado. Injustamente, el envidioso Cirilo, instigador de su asesinato, fue declarado Santo. La Historia de nuevo se mostró injusta con las mujeres.

En el espacio radiofónico “No somos recién llegadas” de La Galería de Radio Euskadi, puedes escuchar además de su historia, música, cortes de películas y canciones. Para despedir a “la más grande”, en el aniversario de su muerte, os propongo escuchar la maravillosa Somewhere over the rainbow, que aunque fue cantada por otra grande, Judy Garland, aquí tenéis una preciosa versión del músico hawaiano Israel Kamakawiwo’ole, porque estoy segura de que allí, sobre un arcos iris, está Hypatia con su astrolabio, mirando al sol…