Si tocan a una, nos tocan a todas!

Esto del sobeteo, el meterte mano, los tocamientos y otras variantes de abusos sexuales a las mujeres se producen día a día. No exagero. A veces este tipo de agresiones se disfrazan de lo que irónicamente suele denominarse normalidad e incluso hay algunos que las tacharían de “naturalidad”. Quién no se ha sentido alguna vez incómoda por esa mano que se detiene un poco más de lo normal cuando pasa por tus hombros o espalda. Ya saben, cosas que se han hecho siempre porque alguien creía que estaba en su derecho… y nosotras callábamos.

Y aunque afortunadamente en Euskadi las cifras de violencia machista contra las mujeres se ha reducido en 2016 con respecto a 2015 (Mayo), en un 9,2%, no es menos cierto que  el total de actos delictivos contra ellas se cifra en 1.678: casi 5 al día, es decir 5 mujeres agredidas y por ende 1.678 agresores. Y esto dentro de las cifras oficiales. A mi sinceramente, se me ponen los pelos de punta. Tengan en cuenta que todas esas agresiones de las que hablaba al principio, serán de las menos denunciadas…

Además, debemos añadir las asesinadas. Según feminicidio.net, a día de hoy son 52 las mujeres asesinadas por violencia machista en el Estado español. El impagable trabajo que hacen las organizadoras de este proyecto (ahora por cierto en plena campaña para conseguir mecenazgo y poder continuar con su labor) cuenta entre ellas, dos asesinadas en Euskadi: Margarita en Gasteiz el pasado junio y la bebé de un año, Alicia, en Barakaldo en enero.

No es NO

Este desolador panorama se agrava, si cabe, en verano con las fiestas, las juergas, las verbenas y todos aquellos momentos en los que las actitudes machistas y agresivas campan a sus anchas. Los hechos de este año en Pamplona en Sanfermines, dejan constancia de que desgraciadamente así es. La misma madrugada del día 7, a escasas horas de empezar la fiesta, ya fueron detenidos 5 tipos por violar a una mujer. Todos. Entre el sábado y domingo, otros cuatro por tocamientos y abusos sexuales. La buena noticia es que las mujeres cada vez tienen menos miedo y denuncian, y gracias a estas denuncias, estos machistas agresores pasan a disposición judicial. Otra cosa es cómo vayan a ser castigados y cuándo estarán de nuevo en la calle. La mala es que la violencia machista no cesa.

Las fiestas o el alcohol no hacen a los hombres ni machistas ni agresores. Sólo los que lo son y viven “agazapados” encuentran su hábitat perfecto en esas circunstancias para, sin poner freno a sus peores instintos, ejercer la violencia machista en todas sus manifestaciones. Miren, el otro día en una celebración a la que acudí, un tipo al que le debí parecer muy simpática, fue a hablarme al oído y me paso la lengua por la cara. Le mandé a la mierda, pero a partir de ese instante condicionó mi forma de poder vivir la fiesta como a mi me hubiera dado la gana, y a lo que tengo pleno derecho. El alcohol no es excusa.

san fermin sin agresiones

Así que cuando digo “si tocan a una nos tocan a todas”, es siempre de una u otra forma la verdad. Todas nos sentimos violadas, sobadas, tocadas y maltratadas. Y cuando son asesinadas, todas sentimos que se nos va una parte de nosotras. Esto como ven, es auténtica sororidad.  Mientras, reivindicamos nuestro derecho a ser libres, dueñas de nuestro destino y que ningún baboso, violador, ni maltratador condicione o en el peor de los casos, acabe con nuestras vidas. #NOesNO

#NosQueremosVivas

#MachismoMata

“Pollas violadoras, a la licuadora”

Ayer, en la multitudinaria Marcha contra las Violencias Machistas celebrada en Madrid, esta era una de las consignas junto con: “No son muertes, son asesinatos”, “Si tocan a una nos tocan a todas”, ” El machismo es terrorismo”, entre otras muchas que conformaron la banda sonora del #7NFeminista. Es verdad que algunas consignas suenan fuertes, incluso no del gusto de todas. Yo prefiero consignas más constructivas, pero no se me ocurre ni de lejos enjuiciar a las que las gritan. Si yo fuera una mujer violada o sujeto de un intento de la misma, es posible que las gritara hasta quedarme afónica. Son consignas reivindicativas llenas de hartazgo, y con el firme propósito de llamar la atención para de una vez por todas, acabar con la violencia machista.

7 N 3

7 de Noviembre de 2015, una fecha que pasará a la historia del movimiento feminista, sí, del movimiento feminista porque aunque no lo parezca, fue dicho movimiento quien lo había organizado. Miles de mujeres abarrotamos las arterias centrales de Madrid, para que los violadores, los agresores, los asesinos, los maltratadores sientan en sus cuellos el aliento del rechazo; para demostrar que la sociedad los condena y los abomina. Sencillamente porque nos dan asco, mucho asco.

7 N 4

Pero la noticia no ha sido portada en los medios, algunas fotos sí, pero apenas alusión a ese triunfo de organización y poder de convocatoria de 400 asociaciones feministas. Apenas titulares. Cuesta mucho reconocer un triunfo del Feminismo y desde luego, si se puede minimizar y reducir a su mínima expresión, pues aqui paz y después gloria… dejemos a esas locas que se “desfoguen” un día en la calle gritando lo que quieran, y a otra cosa mariposa.

NO he visto ni un solo artículo de opinión llamando a la reflexión, y mucho menos a la acción política. ¿Realmente esto le importa a alguien? ¿Tomaron nota los partidos políticos que estuvieron allí? Me temo que no, pero lo que sí presenciamos fue cómo los medios dieron como protagonistas a lOs dirigentes de los partidos, cuando se tenían que haber hecho eco de las organizaciones feministas. Creo sinceramente que hubiera sido un gesto de altura política que ellos mismos dieran un paso atrás y hubieran dejado los micrófonos a las mujeres feministas que llevan varios meses organizando la Marcha.

Esta actitud es muchas veces criticada, porque hay quien quiere entender que con ello las mujeres feministas no creemos que los hombres son parte de esta lucha. Lo son, por supuesto, pero no  los protagonistas. Ni Pedro, ni Pablo, ni Juan… En estos actos el protagonismo es de las mujeres. Entender lo contrario es contribuir al patriarcado que se resiste fuertemente  a dejar el espacio que nos corresponde. Incluso en este tema. En los actos de repulsa y condena a la violencia machista son ellas las que tienen que adquirir visibilidad. Los hombres tienen muchos espacios para demostrar que están en contra del machismo y deben hacerlo día a día, y más si cabe, si son representantes políticos. Y ya de paso, si les ponen un micrófono delante que sea para decir exactamente qué van a hacer para erradicar esta lacra, y no sólo condenarla y chupar cámara. Son responsables.

7 n 5

Sin políticas feministas dirigidas por mujeres feministas dificilmente se va a luchar contra el machismo. Sé que es duro, pero es el inicio de reconocer de una vez por todas que ellos tienen los privilegios y que han de empezar a dejar de tenerlos para conseguir la necesaria transformación social que acabará con la discriminación de género y la violencia machista. No en vano, más de 800 mujeres han sido asesinadas desde 2003, superando el número de muertes por terrorismo en casi treinta años…

Creo que se puede decir más alto pero no más claro y para ello, comparto un video de El Tornillo sobre los hombres feministas del que quiero resaltar un mensaje: “Tenéis que ser compañeros en la lucha: mateneos en la retaguardia y, sobre todo, no nos digáis cómo tenemos que hacer las cosas“. Quien quiera comprometerse de verdad con esta causa, que reflexione al respecto. Son sólo 3 minutos.

Las fotos son de David de Ecuador Etxea.

¡Nos están matando!

La Violencia de Género es la mayor causa de muerte entre las mujeres de 15 a 44 años en el mundo. Por encima del cáncer, enfermedades del corazón, la malaria y las guerras… Son datos que aporta  el Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM). Vuelvan a leer por favor esa frase porque no, no han leído mal: la mayor causa. Y detrás de cada una de esas mujeres asesinadas no hay un número estadístico, hay un asesino: es decir,  #NosEstánMatando a la vista de todo el mundo y ante la impasividad de todos aquellos que siguen creyendo que esto es un asunto de unos pocos que simplemente “pierden la cabeza”. Si entre 2003 y lo que llevamos de año, 800 mujeres han sido asesinadas por la violencia machista en el Estado español, quiere decir que hay 800 asesinos con nombres y apellidos. Esto, tal y como decía en mi anterior post, Mujeres asesinadas: Crónica anunciada, sólo contando las estadísticas oficiales, es decir aquellos asesinatos que se han producido por parejas o expareja… se quedan en la “cuneta de la historia” todas las demás… Invisibilizadas!

Violencia dominó

Estas brutales cifras de asesinatos, no dejan indemnes a las mujeres. La violencia machista es uno de las peores manifestaciones del sistema patriarcal en el que vivimos. Uno de los objetivos del mismo es asegurar que las mujeres se sometan a la autoridad masculina y no abandonen ni por un sólo segundo los roles que les han sido adjudicados, perpetuando así el propio patriarcado. Una de las formas más claras en las que esto se materializa es a través de la violencia machista: sirve para poner orden y sobre todo para tener aterrorizadas a las mujeres. Y no es teoría. Hemos aprendido desde bien pequeñas todo aquello de lo que tenemos que tener cuidado. A nosotras las niñas, luego mujeres, se nos dice todo el tiempo las precauciones  que debemos tomar durante toda nuestra vida: “no vayas con desconocidos, no andes por calles oscuras, no vistas de forma provocativa, no tomes nada que te ofrezcan…” En todos estos avisos, que se graban de forma indeleble y permanente en nuestro cerebro y que condiciona nuestra libertad desde la raíz, hay un único objetivo: que nos comportemos como los hombres y la sociedad espera de nosotras.

De esta forma, la violencia machista materializada en agresiones, insultos, violaciones, menosprecios y asesinatos, actúa como coercitivo absolutamente eficaz que pretende, como siempre ha sido, dejarnos en casa atadas a la pata de la cama y parece que si es con una de nuestras “patas” quebrada, mejor…

No exagero. Hay muchos ejemplos que nos rodean de mujeres que tienen miedo: adolescentes que no se atreven a ir solas a casa, jóvenes que tienen que ir acompañadas a casa de su exnovio, mujeres que cuando sin esperarlo se encuentran solas en una estación, como me decía el otro día una amiga, de repente sienten miedo. Mujeres que como yo viajan solas, y que aunque nunca hemos tenido miedo, últimamente te asalta el temor de “igual me pasa algo”, y reconoces que el miedo que está siendo provocado por los últimos asesinatos y agresiones sexuales cotidianas, conecta instantaneamente con todo eso que te dijeron desde niña y que de mayor te hace temer por tu vida.

Es el efecto que sin duda está causando este verano sangriento y este año lleno de asesinatos brutales premeditados, y que nos está dejando el corazón encogido y la posibilidad de ejercer nuestra libertad individual a la altura del barro. Es esa tolerancia social y política, esa hipocresía mediática, esa apatía de no querer poner freno a todo esto con todas las consecuencias, es ese menosprecio a la vida de las mujeres y niñas recortando presupuestos que incidan en la educación igualitaria y en la lucha preventiva contra la violencia machista y son sobre todo, esas pocas agallas para que se lleven a cabo políticas efectivas que acaben de una vez por todas con esta lacra, lo que sigue permitiendo que las mujeres cada vez seamos más vulnerables y que algunos hombres sigan creyendo que somos de su propiedad, escenificándolo de mil maneras diferentes.


Violence Love

Mientras, mucha denuncia en los medios, mucha palabrería (ya veremos cuando llegue el invierno) pero ni una sola acción que frene de una vez por todas esta “pandemia mundial” que tiñe de sangre cada minuto de nuestras vidas. Observen: según el INE, las víctimas de Violencia de Género menores de 18 años aumentaron en 2014 un 15,4% respecto al año anterior… ¿No es hora ya de hacer algo efectivo y contundente? Esto es una llamada a las mujeres para que luchemos contra el miedo que nos imponen, pero también a instituciones políticas y medios de comunicación para que eduquen, informen y transmitan valores que nos hagan ser más libres y menos vulnerables. Y sobre todo, para que dejen de matarnos.

#NosEstánMatando

Mujeres asesinadas: crónica anunciada

violencia against women 3

Una no quería creer que habían sido asesinadas, intentando pensar que iban a aparecer en cualquier momento y que estaban vivas. Pero es absurdo creer algo así: todo indicaba que las probabilidades eran mínimas y que eran unas muertes anunciadas… y así ha sido. Una de estas mujeres, Marina, decidió  ir a recoger sus pertenencias a la casa de su ex pareja y le pidió a una amiga que le acompañara. Él, su ex novio, tiene una denuncia por agresión sexual y otra por la “detención ilegal” de una pareja anterior… Como digo, la cruel crónica que hoy no presenta a estas dos mujeres asesinadas era cuanto menos más que anunciada. Ellas muertas, él ha huido.

Este miércoles, otra mujer también ha sido asesinada en Castelldefels: iba a trabajar a las seis de la mañana y su ex pareja estaba al acecho y en medio de la calle le ha asestado una puñalada mortal. Este miércoles 12 de agosto de 2015 ha sido un día espantoso, porque a las 23 víctimas mortales por violencia machista en 2015, se suman estas dos mujeres de Cuenca. Así que además de otros siete casos que están siendo investigados, sumamos 25, aunque las estadísticas oficiales no contarán a la amiga de Marina como víctima de la violencia de género. Me da igual, para mí es una mujer asesinada por la violencia machista y a estas alturas creo que hay que empezar a poner en tela de juicio los criterios en base a los que se elaboran las estadísticas. Ya es tiempo de que esto cambie y se empiece a visibilizar a las víctimas de agresiones sexuales, prostitución y tráfico de mujeres. Lo demás es maquillar las cifras, porque son tan abrumadoras que asustan… y mucho! Llamémoslo #ViolenciaMachista y hablemos de todas aquellas que son asesinadas a causa de la violencia ejercida por los hombres tal y como viene reclamando la Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género

violencia against women 2

Suma y sigue y así nos encontramos con la cifra escandalosa de casi 800 mujeres asesinadas “oficialmente” de forma brutal desde el año 2003: es decir una mujer asesinada cada cinco días. Si añadiésemos las que no están entre estas cifras oficiales, imaginen los ratios. Y además tomen nota: más de 800.000 menores viven bajo la amenaza de la violencia machista y de ellos, más de medio millón han sufrido violencia física o psíquica. ¿Por qué no salen estos datos como titulares en los medios de comunicación cada día hasta que se nos pongan los pelos de punta?

Si con estos datos, las Instituciones siguen sin tomarse en serio este sangrante asunto, es para pedir responsabilidades a muy alto nivel. Pero aquí nadie da la cara. No he visto a ningún responsable de primera fila hacer declaraciones y tener la valentía de frenar y tomarse en serio de una vez por todas estos brutales asesinatos y agresiones a mujeres y menores. Sólo me pregunto día tras día que si los asesinados hubieran sido hombres, si estaríamos en la misma situación. Sinceramente, no quiero ni responderme.

Pero de todas formas, y para que quede más patente toda esta espiral asesina, quiero hacer un homenaje a todas y cada una de las mujeres asesinadas en la lista “oficial” en lo que va de año… De las demás, como están invisibilizadas, desafortunadamente apenas hay datos:

ENERO: Teresa, es asesinada a golpes de barra de hierro por su expareja aque también asesina a su hermana. Otra mujer en Alicante es asfixiada por su pareja. En Terrassa, una mujer es asesinada a puñaladas delante de su hijo de seis años.

FEBRERO: En Ronda, una mujer es estrangulada por su pareja. En Valencia, Susana es asesinada a cuchilladas por su pareja.

MARZO: Hanane fallece después de nueve días de agonía a causa de la paliza que le propinó su pareja a base de sartenazos. Tamara fue arrojada del coche en marcha que conducía su marido. En Málaga, otra mujer es estrangulada por su pareja. En Lleida, una mujer es asesinada a tiros por su marido.

ABRIL: Una mujer es acuchillada por su marido en Gasteiz.

MAYO: Otra mujer es asesinada a tiros por su pareja en Almería. En Ourense, Isabel fue rematada mientras está en el hospital a causa de una grave lesión cerebral  fruto de una agresión brutal anterior por parte de su marido. En la Embajada española de Brasil, un comisario español mata a puñaladas a su mujer. En Denia, una mujer de 48 años fue degollada por su pareja que tenía una orden de alejamiento por vejaciones y lesiones. En Madrid, una mujer es acuchillada hasta la muerte por su marido mientras su hijo de 8 años estaba en casa. En Sevilla, María fue asesinada por su pareja golpeándola contra el lavabo y la taza del WC de su propia casa.

JUNIO: En Cantabria, una mujer fue apuñalada con un cuchillo de cocina en el pecho por su marido. En Málaga, una mujer apareció asfixiada. Su marido fue detenido (en investigación).  Otro caso bajo investigación es el de una mujer que apareció muerta en Soria. Una mujer apareció muerta dentro de su coche en el Muelle de Barcelona. Su marido fue detenido.

JULIO: En Pontevedra, Beatriz y su pareja aparecieron muertos en su coche. La expareja de ella fue detenida. En Asturias, una mujer es asesinada por su marido despúes de agredir a una anciana a la que cuidaba. En Arganda del Rey, otra mujer es asesinada por su pareja. En Tenerife, Laura fue rociada con gasolina en la tienda donde trabajaba a plena luz del día por su expareja. En Málaga, Chari moría apuñalada por su expareja. En Mallorca, una mujer es degollada por su expareja. Dolores fue hallada muerta en la bañera de su casa después de haberse incendiado la misma. Estaba en trámites de separación de su marido que se suicidó en la cárcel (bajo investigación).

AGOSTO: En Castelldefels, un hombre asesina a tiros a su mujer, su hijo de 9 años y su hija de 7 años (se encuentra en investigación). De nuevo en Castelldefels, una mujer es apuñalada mortalmente con un machete por su expareja. Dos chicas desaparecidas en Cuenca cuando fueron a recoger las pertenencias de una de ellas a casa de su exnovio, aparecen muertas a los seis días de su desaparición. De él por ahora, no se sabe nada.

Ojalá que esta larga lista se pare aquí…

Nota: esta estadística ha sido posible gracias a webs como: Emakunde,  Ibasque.com e Instituto de la Mujer